En este post te enseñaremos consejos para ahorrar en aquellos gastos esenciales que realizas todos los meses y de los que tienes la creencia que no se pueden reducir. Nos centraremos en gastos relacionados con la vivienda, las facturas de suministros, los seguros, los costes de transporte, y los impuestos.

Recomendación previa

En este post daremos ciertos consejos y trucos más específicos a la hora de ahorrar. No obstante, te recomendamos leer el post de “Cómo ahorrar dinero”, donde hemos explicado brevemente una serie de pasos, consejos, tips y trucos que te ayudarán a la hora de ahorrar.

 

Importancia de la planificación financiera

La planificación financiera consiste en definir un plan de ahorro e inversión dependiendo de tus circunstancias personales con el fin de conseguir un objetivo financiero.

 

En este post nos centraremos en el objetivo de como conseguir ahorrar más para conseguir más rápidamente tu objetivo personal financiero.

 

Conocer tu presupuesto familiar

Todo el mundo debería conocer sus gastos e ingresos pero, en realidad, muchas familias no siguen de manera rutinaria como evoluciona su cuenta bancaria. Si se fijaran en los conceptos de los gastos, quizás podrían encontrar pequeños importes, como suscripciones que no usan, y por lo tanto evitables.

 

Es decir, debes conocer por completo y desglosar todos tus gastos e ingresos mensuales, tanto presentes como futuros previstos para realizar un ahorro familiar.

 

Una vez que lo tengamos desglosado, debemos identificar aquellos que podamos reducir. Este es un punto clave, ya que tendemos a pensar que ciertos gastos no son reducibles cuando en realidad sí lo son. 

 

Para que se logre reducir los gastos en familia, debe haber compromiso por parte de todos los miembros y,  para ello, es aconsejable establecer una meta u objetivo, donde se debe definirse un plazo de tiempo y la cantidad de dinero a alcanzar. Tienes que ser constante, realista y tomarlo como un reto para estar motivado en su consecución.

 

Principales gastos de las familias reducibles

Nos centraremos en aquellos gastos que consideramos que se pueden reducir y que abarcan la mayor parte de tus ingresos.

 

La idea es que nos planteemos preguntas como la siguiente: ¿podemos reducir gastos relacionados con la devolución de un préstamo hipotecario, o la prima de un seguro?

Gastos asociados con la vivienda

Aquí te damos algunos consejos de los principales gastos asociados a la vivienda, los cuales pueden ser muy diversos, pero consideramos que los más importantes son la cuota de la hipoteca o el alquiler de la vivienda.

Cuota de la Hipoteca

La mayoría de los españoles optan por comprar una vivienda lo que supone uno de los principales gastos de las familias españolas.

 

Si tienes hipoteca, debemos conocer ciertos trucos que pueden reducir la cuota de la hipoteca:

  • Cambiar la hipoteca a otro banco, o cambiar las condiciones de la hipoteca en tu mismo banco.

Nuestro objetivo será bajar el tipo de interés de nuestro préstamo hipotecario, para ello nos tendremos que fijar en el actual escenario de tipos de interés. El ahorro puede darse si el tipo de interés actual es bastante inferior al tipo de interés de cuando contrataste tu hipoteca.

 

Si esto es así,  podremos conseguir ahorrar debido a que habría cambiado a la baja los tipos de interés ofrecidos por los bancos. En esta situación, te recomendamos que analices las ofertas hipotecarias de los bancos, y sobretodo el ahorro que conlleva cambiar la hipoteca de banco. Otra opción, es presentar dicha oferta a nuestro banco para mejorar las condiciones de la misma, que conlleva menores costes.

 

Debemos tener cuidado con los costes asociados a la operación. La nueva Ley hipotecaria 5/2019, de 15 de marzo, ha protegido más al prestatario, abaratando la conversión al pasar la hipoteca variable a tipo fijo, y dejando la mayoría de los gastos hipotecarios a cargo de la entidad financiera.

 

Te aconsejamos que estudies ambas posibilidades y acudas a un asesor financiero independiente para que estudie tu caso. Esto nos puede llevar a reducir la cuota, eliminar comisiones abusivas o mejorar tus condiciones ante una posible futura subida de tipos de interés. 

 

  • Conocer el sistema de amortización. Es decir, diferenciar que parte de nuestra cuota hipotecaria va destinada a interés, y que parte a reducir capital.

La mayoría de préstamos hipotecarios son préstamos con sistema de amortización francés, y una de sus características es que pagaremos más intereses al inicio del préstamo, por lo tanto nos interesará realizar mayores aportaciones al inicio del préstamo, con el objetivo de contribuir más al capital y menos a los intereses, y reducir con ello el vencimiento del préstamo o de nuestra cuota.

 

Al igual que en el anterior consejo, nos debemos fijar en los costes asociados con la operación, los costes de amortización anticipada.

 

Alquiler 

A la hora de alquilar una vivienda al igual que a la hora de realizar una hipoteca, debemos tener claro qué porcentaje de tus ingresos mensuales queremos destinar al alquiler, una vez determinada esta cuantía acorde a tus exigencias, debes comparar y analizar todas las viviendas que cumplen tus exigencias.

 

Los caseros suelen tratar bien a los buenos inquilinos, así que si es tu caso quizás tengas poder para negociar una bajada del precio de alquiler, aunque también tendremos que fijarnos en la situación de demanda e inflación del mercado. En una situación de mercado de baja inflación y baja demanda de viviendas, será más probable que consigas tu pretensión.

 

Por otro lado, si quieres comprar una vivienda a medio o largo plazo, es interesante el alquiler con opción a compra, este tipo de contrato le da derecho al inquilino de adquirir la propiedad  de la vivienda al precio acordado en contrato descontando parcial o totalmente las cuotas de alquiler pagadas hasta la fecha. Sin embargo, este tipo de contrato en España es residual.

Facturas de suministros

Todas las familias deben afrontar el pago de suministros, por lo que aquí abordaremos consejos para ahorrar en todo tipo de suministros: luz, gas, agua, e internet.

 

Luz

Para reducir el importe de la factura eléctrica e incrementar el ahorro energético, hay que tener en cuenta lo siguiente:

 

  •  Diferenciar entre el mercado eléctrico regulado, PVPC (Precio Voluntario al Pequeño Consumidor), y el mercado eléctrico no regulado.

El mercado PVPC está regulado por el Gobierno de España, pero tiene la desventaja que el precio es variable dependiendo de la oferta y demanda horaria, y sólo admite una potencia contratada de hasta 10 kW. En este tipo de mercado la clave está en el tipo de contrato, el cual puede ser con o sin discriminación horaria.

 

Si tenemos un contrato con discrimición horaria debemos fijarnos en las horas punta y las horas valle, las horas donde la energía es más cara y más barata. Lo ideal es poder adaptarse a las horas valle, aquellas horas cuando la energía es más barata, y con ello lograr un ahorro en la factura, esto dependerá de tus hábitos y horarios de consumo.

 

Por otro lado, tenemos el mercado no regulado, dónde se ofrece un precio fijo determinado por la comercializadora que no está regulado, por lo que se debe estudiar con mayor detenimiento, y hacer una comparación de las diferentes compañías, para elegir aquella que más nos convenga de acuerdo a las condiciones ofrecidas.

 

  • Tener en cuenta la potencia contratada, la cual hace referencia al número de electrodomésticos que pueden estar conectados al mismo tiempo sin sufrir un corte eléctrico. No debemos tener más potencia de la necesaria.
  • Reduciendo el consumo, este es conocido por todos, desde comprar electrodomésticos eficientes, a usar bombillas LED. 

 

Debes elegir la potencia, tipo de precio y la compañía que más se adecue a tus hábitos y horarios de consumo, y así conseguir ahorrar en la factura de la luz. Eso sí, si no estamos dispuestos a comparar tarifas o tenemos dudas, la mejor opción es el mercado PVPC, ya que nos aseguramos un precio regulado.

 

Gas

El gas al igual que la Luz se puede diferenciar entre mercado regulado, y no regulado, esto beneficia al consumidor que puede decantarse por un mercado u otro. 

Algunos de los consejos para ahorrar en la factura del gas son los siguientes:

  • Comparar diferentes tarifas de gas, y elegir la que más se adapte a nuestras necesidades de consumo. Fijándonos en el caso del mercado no regulado, en los descuentos, permanencia o que no tenga servicio de mantenimiento.

Debemos tener como referencia la tarifa regulada, llamada Tarifa de último recurso (TUR), cuyos precios están fijados por el gobierno, y solo tiene un único requisito, no consumir más de 50.000 kWh al año. Eso sí, no tiene descuentos, ni permanencia.

 

  • Reducción del consumo. Debemos tener en cuenta que a menos grados, menos consumo, y por tanto sería ideal mejorar el aislamiento de la vivienda. Además de otros factores como la revisión de la instalación del gas, para evitar fugas y con ello realizar un consumo eficiente.

Agua

A diferencia de la luz y el gas, el agua no está liberalizada, es decir, no existe un mercado no regulado, por lo que solo puedes centrarte en modificar tus hábitos para reducir el consumo de agua.

 

Reducir el consumo conlleva gastar menos agua, por lo tanto acciones como cerrar el grifo lo máximo posible, o arreglar cualquier fuga de agua deberíamos darlas por sentado.

 

Algunos trucos para ahorrar reduciendo el consumo: 

  • Uso de una botella de plástico en el tanque del inodoro. 
  • Duchas más cortas. 
  • Usar limitadores de flujos de agua. 
  • Uso de lavavajillas y lavadoras con el programa adecuado y solo para cargas completas.

Internet

Por último, dentro de los suministros, tenemos la factura de telefonía. Algunos de los trucos para ahorrar en esta factura son los siguientes:

 

 

  • Tener contratado lo que necesitamos. Fijarnos si el consumo actualmente contratado se adecua a tus necesidades. 
  •  Comparar compañías y seleccionar aquellas que se ajusten a tus consumos. Sobre todo si no tenemos costes asociados al cambio de compañía, si no tenemos permanencia o si se acabará pronto.
  • Realizar una portabilidad o negociar con tu compañía. Hablar con nuestra propia compañía telefónica no suele salir a cuenta, hasta que no damos indicios serios de que nos vamos a otra compañía.
  • No dejarse llevar por ofertas llamativas, como un teléfono móvil de última generación, hay que analizar si este es gratuito o conlleva algún pago, si la tarifa que nos ofrece es competitiva, o la duración de la permanencia. No debes perder el foco de tu objetivo que es el ahorro.

 

Además, es aconsejable desactivar todos los servicios de tarificación adicional y los servicios de pagos a terceros si no nos queremos llevar ningún susto a final de mes.

Seguros

La mayoría de familias tienen seguros contratados, de la vivienda, de vida, de los automóviles, entre otros, por lo que suponen un gastos importante a tener en cuenta en la planificación financiera familiar. Los consejos para ahorrar más importantes son:

 

  • Comparar entre seguros. Acudir a un corredor de seguros confiable que tenga un amplio abanico de seguros donde elegir y no a un agente de seguros. Debido a que el primero en principio es independiente de una aseguradora, pero el segundo si tiene dependencia, y normalmente te ofrecerá solo una o dos compañías de seguros.
  • Adecuar el seguro a nuestras necesidades. No pagar por coberturas innecesarias.
  • El uso de franquicias o copagos. Nos ayudará a reducir considerablemente la cuota, pero debemos tener en cuenta que asumimos parte del riesgo asegurado. 
  • Agrupar seguros con una misma compañía para conseguir descuentos.

 

Hay que recordar que hay que darse de baja de manera adecuada, avisando a la compañía con al menos un mes de antelación. Esto se debe realizar siempre, pero sobre todo en seguros de mayor cuantía si no queremos incurrir en posibles litigios judiciales.

Costes de transporte

Aquel gran olvidado a la hora de ahorrar en los costes de transporte son los precios del combustible en el caso de tener un vehículo propio.

Con pequeños trucos podríamos ahorrar unos euros por el repostaje completo del tanque de combustible de tu coche:

 

  • Comparar los precios de los combustibles de las diferentes gasolineras

No nos asustemos, esto se puede realizar de manera sencilla, ya que existen aplicaciones que te realizan una planificación del viaje y te muestran la gasolineras más baratas en dicho viaje. Incluso si solo te fijas en una marca.

 

Si a este ahorro de combustible vía precios, le unimos unos buenos hábitos de conducción y la posibilidad de compartir coche, tendríamos un ahorro a largo plazo a tener muy en cuenta.

 

No olvidemos que podemos utilizar transporte público, que quizás para ciertas circunstancias nos interese usar más, antes que nuestro propio automóvil.

Impuestos

Anualmente todos los contribuyentes personas físicas en España están obligados a realizar la declaración de la renta, excepto ciertos casos específicos.

 

Aunque no estemos obligados a presentar la declaración de la renta, se debe al menos consultar el resultado del borrador, debido a que nos podemos llevar una sorpresa que nos alegre el día, que la declaración nos salga a devolver.

 

Algunos de los trucos para ahorrar en la declaración de la renta son:

  •  Aprovechar las deducciones autonómicas, las cuales dependerá de cada comunidad autónoma.
  •  Aprovechar la deducción fiscal por compra de vivienda habitual, si esta fue comprada antes del 1 de enero 2013, con ciertos límites. 
  • Aportaciones a un plan de pensiones.
  • Compensar las pérdidas y las ganancias.

 

Haz Crecer los Ahorros

Si tenemos en cuenta los consejos anteriores, verás cómo incrementas tus ahorros mes a mes, los cuales debemos incluir en nuestra planificación financiera familiar. Estos ahorros te facilitarán alcanzar más rápidamente tus proyectos futuros.

 

Además, no hay que tener miedo de invertir tus ahorros, debemos invertirlos para obtener el beneficio del interés compuesto, y para que no pierda valor debido al impuesto indirecto de la inflación, eso sí se lo debemos dejar en manos de profesionales sobre todo para que determinen nuestro perfil de riesgo y nos realicen una planificación financiera adecuada.

 

Consigue más por tus Ahorros con Inveert

Inveert te ayuda a gestionar tus ahorros familiares de la forma más eficiente posible para que puedas sacarle una rentabilidad extra a tu dinero y así conseguir tus metas financieras como puede ser la compra de una casa o la educación de tus hijos.

No será necesario que tengas conocimientos sobre finanzas o estudiar cuales son los mejores activos en los que invertir, con la plataforma inteligente de planificación financiera, podrás tener un plan a medida, teniendo en cuenta cuales son tus objetivos, tu aversión al riesgo y el plazo temporal en el que quieres conseguirlos, ofreciendo un plan totalmente a medida y personalizado.

¡En poco tiempo verás como tus objetivos se van cumpliendo fácilmente!

 

¿Quieres conocer algunos consejos para ahorrar en aquellos gastos familiares esenciales que realizas todos los meses? En este post te los mostramos sin rodeos.