A menudo decimos que es más fácil ganar dinero que ahorrarlo. Esto se debe a que implica que hagamos un esfuerzo consciente de autocontrol en una sociedad que incita al consumismo. No es algo que naturalmente surja de nosotros. Entonces, ¿cómo aprender a ahorrar? Esto no es algo instantáneo, necesita de tu paciencia y constancia para lograrlo. Con este artículo, queremos ayudarte un poco dándote una serie de pasos, consejos, tips y trucos para ahorrar

1. Control y reducción de gastos.

El primer paso para ahorrar es saber en qué te gastas tu dinero actualmente. Comienza anotando todos tus gastos. Tienes que ser meticuloso en este proceso, pues de otra forma tu registro no será real. Puede que al principio sea tedioso, pero una vez te acostumbres lo harás automáticamente y sin esfuerzo. Hay varias formas de hacer este registro, te decimos las tres más comunes:

 

Papel y Lápiz

 En una era llena de ordenadores y pantallas, algunos realmente encuentran más confianza en esa pequeña libreta que lleva años acompañándolos y rotando de bolsos a mochilas. Sin ir más lejos, el método de toda la vida sigue siendo útil. 

 

Hoja de Excel

Vemos a varias personas a nuestro alrededor que usan una hoja de cálculo para anotar sus gastos. Este método, si tienes acceso a la aplicación de Excel de Drive, puedes anotar tus gastos en cualquier momento desde tu móvil. Si bien es verdad que tienes que crear la hoja de cálculo, hay muchas plantillas en internet. 

 

Apps para ahorrar

Hoy en día llevamos el móvil a todos lados e incluso pagamos con él, por ello, tal vez una aplicación es lo que buscas. Aquí te dejamos seis que te pueden interesar:

 

Fintonic

Una de las más usadas del mercado, permite sincronizarla con tu cuenta bancaria, marcarte objetivos de ahorro y monitorizar nuestros gastos.

Coinscrap

En esta app, el método de ahorro consiste en el redondeo a la alza, de forma que si gastas 1,5€, te resta 2€ y el resto se pasa a tu cuenta de ahorro. Además de ayudarte a ahorrar también puedes crear objetivos financieros a corto o largo plazo.

Money Box

El método de esta app se basa en el ahorro por medio de metas. Desde un principio, la aplicación buscará que te auto impongas una meta que te motive para ahorrar y a partir de ahí, te ayudará a controlar tus finanzas para conseguirla.

Spendee

Esta app te permite elaborar tu presupuesto de una forma sencilla y personalizada. A esta característica se le une la de poder sincronizar tus cuentas bancarias, planificar el pago de facturas, crear carteras personalizadas que te ayudan a ahorrar para eventos especiales.

Goin

Partiendo de una meta decidida por tí y vinculando tu cuenta bancaria, te permitirá elegir entre diversos métodos de ahorro e inversión. Además Goin permite invertir en crowdlending o criptomonedas.

Arbor

Esta es una app que basa su método de ahorro en el redondeo. Además permite transferencias periódicas, haciendo una única transferencia o mediante retos temporales una vez hayamos vinculado nuestra tarjeta y cuenta bancaria. 

Si estas no te convencen, no te preocupes, hay muchas más  apps para ahorrar dinero en el mercado. 

Una vez sepas en qué gastas tu dinero, puedes analizar de dónde puedes reducir. 

 

2. Define un Presupuesto

El siguiente paso sería crear un presupuesto. Una vez sabes cuáles son tus gastos y de dónde puedes reducirlos, haz una planificación donde preveas los gastos que vas a tener y un margen para los que surjan de forma inesperada. Intenta que sea lo más realista posible, porque si no es así y más tarde no lo cumples te puedes desanimar. Por esa razón es necesario que a la hora de crear este presupuesto tengas en cuenta los siguientes elementos:

Ten plazos

Por ejemplo ¿cuánto crees que puedes ahorrar en un mes? Establece una cantidad que pienses que es factible y comienza por ahí. Una vez la cumplas, comienza a ampliar el plazo temporal , poco a poco, para obtener un buen objetivo a largo plazo. Es recomendable que empieces con periodos no muy extensos porque es más sencillo centrarse en un principio en un fin a corto plazo. 

Ponte metas

Muchas son las madres, sabias, que dicen que no hay que ahorrar solo por ahorrar, sino que tengamos un objetivo. Es muy importante tener una finalidad, pues ayuda a no perder la motivación. La motivación es vital a la hora de ahorrar, porque es lo que nos obliga a ser constantes y a conseguirlo al final. Algunos ejemplos de metas serían ahorrar para una casa, para un año sabático, para la jubilación o para la educación de nuestros hijos. No obstante, a veces podemos flaquear. Por ello también debes pensar en pequeños premios y caprichos para el camino, de forma que no baje tu ánimo.

Evita el estrés financiero

Tener motivación es importante, pero no hay que agobiarse con ello. Tienes que ahorrar a tu ritmo y según lo permitan tus circunstancias. No puedes, por querer ahorrar más de lo que puedes, mantener un gasto mínimo que sea irreal. Hay épocas en el año que difícilmente podemos eludir tener muchos gastos y eso tienes que tenerlo en cuenta. Está bien ahorrar para cumplir un objetivo, pero no puedes olvidarte de vivir en el camino. A esto hace referencia el estrés financiero.

Empieza ya

Nunca es demasiado pronto ni tarde para empezar a ahorrar, sin importar cual sea tu objetivo. No hay tiempo como el presente. Ya puedes tener 20, 30 o 40, mientras tengas tu objetivo claro puedes conseguirlo.

 

3. Tips y Trucos para Ahorrar

Por último, una serie de métodos, tips y trucos para ahorrar dinero en casa, no vienen mal, ¿no crees? En este punto es decisión tuya escoger el que más te convenga o el que más se ajuste a ti. Aquí te proponemos algunos, pero realmente hay muchos más trucos para ahorrar.

Liquidar tus deudas

Estas normalmente (si las tienes que pagar a plazos) es uno de los gastos a los que estás habituado y seguramente lo tienes contemplado en tu presupuesto. Puede conllevar un esfuerzo en un principio, pero liquidar esos préstamos supondrá una liberación de tus cargas financieras.

Preahorro 

Este suele ser un método muy eficaz. Consiste en retirar parte del dinero de tus ingresos a principios de mes y guardarlo en tu cuenta de ahorro.  De esta forma, inconscientemente ajustarás tus gastos a lo que estipules. No obstante, debes ser precavido y no preahorrar más de lo que eres capaz de soportar. 

Ahorrar en tus facturas

Esto es tan simple como no dejar luces encendidas, usar bombillas de bajo consumo, ahorrar agua, ya sea solo poniendo la lavadora y el lavavajillas cuando estén llenos, cocinar tu mismo en lugar de comer fuera, cancelar suscripciones que no uses… Si te paras a pensarlo, solemos tener muchos gastos que o bien no necesitamos o podemos fácilmente reducir.

Hacer un reto de ahorro 

Hay muchos tips para ahorrar, te contamos un par de ellos:

Reto de 1 euro al día

Si no te puedes permitir ahorrar una gran cantidad de dinero prueba a ahorrar un euro al día. Con 365 días al año podrás tener 365 euros ahorrados al final del año. Este a su vez tiene otras versiones, como ir aumentando progresivamente la cantidad que se ahorra  cada día.

Reto de las 52 semanas 

Consiste en ahorrar una cierta cantidad de dinero cada semana. Existen varias versiones de este reto según cual sea la cantidad de dinero que te hayas propuesto conseguir.

 

Ejemplo: Cómo ahorrar para la educación de tus hijos

Supongamos el caso de una persona de 35 años que tiene un hijo de 3 años. Esta persona desea empezar a ahorrar dinero para que su hijo pueda ir a una buena universidad privada. El coste anual por curso en la universidad que desea es de 15.000€ al año. Además, si se aplica la inflación, esta cifra aumenta (se suele tomar un 1,5% de inflación anual).

Si solo ahorrase, se necesitarían 861€ al mes durante 14 años. Sin embargo, en el caso de invertir su dinero con Inveert, gracias a las rentabilidades que proporcionará su cartera de activos, solo deberá aportar 715€ al mes para alcanzar la meta. Teniendo en cuenta el horizonte temporal de 15 años utilizado (la universidad se suele comenzar con 18 años), la diferencia de aporte total entre solo ahorrar e invertir alcanzaría los 40.000€. Por tanto, el esfuerzo económico para alcanzar el objetivo será menor.

Gráfica diferencia entre solo ahorro e invertir para alcanzar un objetivo

Con Inveert ahorrar menos es más

Inveert te ofrece una herramienta de planificación financiera personalizada con la que, invirtiendo tus ahorros, no necesitarás ahorrar tanto dinero como esperabas, con el esfuerzo que ello supone. 

Nuestro algoritmo, atendiendo a tu perfil de riesgo y al horizonte temporal que marques, te recomendará las carteras de activos más acordes con tus necesidades para que así alcances el objetivo que te hayas propuesto. Además, no solo te asesoramos sobre qué productos contratar sino que realizamos una gestión minuto a minuto de tus inversiones, realizando rebalanceos cuando sea necesario.

De esta forma, la rentabilidad que aporten tus inversiones reducirá la necesidad de ahorro mes a mes. Además, como nos adaptamos a tu situación personal y financiera, el riesgo que asumas nunca será superior al que puedes soportar.

¿A qué esperas para empezar a invertir con nosotros?