En un mundo perfecto, todo el mundo tendría un asesor financiero con el cual poder revisar sus finanzas una vez al mes o llamarlo antes de una gran compra o decisión financiera. Sin embargo, esto no sucede así en la realidad. Es más, hasta ahora los asesores financieros sólo trabajaban para las grandes fortunas.

 

 

¿Cómo saber si necesito de un asesor financiero personal?

 

La decisión de contratar a un profesional para que te ayude a manejar tu dinero es muy personal, pero siempre que te sientas confundido, estresado o asustado por tu situación financiera es un buen momento para buscar un asesor financiero.

 

Sin embargo, incluso si no te encuentras en una situación de crisis, puede ser muy beneficiosa para ti. Tu asesor puede ayudarte a comprobar si te encuentras en el camino correcto para conseguir tus objetivos y sugerirte, si fuera necesario, posibles mejoras a tu plan que logren sus objetivos de manera más eficientes. 

 

Finalmente, si no tienes tiempo o interés por gestionar tus finanzas, esta es otra buena razón para contratar un asesor financiero. 

 

Todas estas son razones generales que pueden hacer que necesites la ayuda de un profesional de las finanzas. A continuación te dejamos algunas más específicas:

 

 

1.No inviertes tus ahorro o no sabes como invertir.

Debido a que vivimos en un mundo donde existe inflación, todo el dinero que guardes en efectivo o en una cuenta que no produzca intereses pierde valor cada año. Invertir es la única forma de hacer crecer tu dinero, y a no ser que tengas unos ingresos excepcionalmente alto, invertir es el único modo de poder conseguir el suficiente capital para lograr tus objetivos financieros. Por ello, si no tienen ni idea de cómo invertir déjale esta tarea a un profesional.

 

 

2. Necesitas ayuda para planificar tu futuro financiero.

Cuando empiezas a preocuparte por tus finanzas te das cuenta de que necesitas planificar tu futuro financiero y que si no lo haces puedes tener problemas en el futuro. Hay muchos objetivos compitiendo por tus limitados recursos financieros: ahorrar para la jubilación, para un fondo de emergencia, para comprar una casa, para las vacaciones, casarte, e incluso, para ir de cena con tus amigos. 

Sólo una mirada objetiva puede ayudarte a planificar tu futuro mediante la creación de un plan de ahorro e inversión adaptado a tus circunstancias presentes y que sea capaz de adaptarse según lo hacen tus circunstancias. Por supuesto el asesor financiera ha de hacer un seguimiento continuo de ese plan.

 

 

3. Tienes inversiones, pero constantemente pierdes dinero con estas.

Incluso el mejor inversor pierde dinero cuando el mercado está bajista. O cuando se equivoca tomando una mala decisión al no interpretar correctamente las reacciones del mercado ante las diferentes circunstancias. Pero en general, si inviertes con sentido común y tienes el conocimiento necesario para hacerlo, invertir incrementará tu capital considerablemente. 

Si los resultados no están siendo los esperados, entonces, busca ayuda en un asesor. Este puede mejorar tus rendimientos y ponerle solución a tus pérdidas antes de que sea tarde y lo hayas perdido todo. Sobre todo, te ayudará a ponerte el foco hacia donde quieres llegar y te contextualizará las pérdidas que puedas obtener para llegar a tu destino.

 

 

4. Necesitas una opinión objetiva sobre tus inversiones.

Todas las personas somos susceptibles de cometer decisiones irracionales, sobre todo, a la hora de invertir. Esto es debido a que nuestras decisiones están influenciada por las emociones y la influencia de la sociedad y medios de comunicación. Y no te sientas solo, hay toda una ciencia dedicado a ello y que estudia la psicología del inversor  (o finanzas conductuales). Nos habla de una serie de sesgos cognitivos que todos los inversores tenemos a la hora de tomar decisiones financieras. 

 

 

5. No te gusta gestionar tus finanzas

A muchas personas no les gusta tener que gestionar tus finanzas, les parece aburrido o complicado. Incluso se puede dar el caso de que te guste pero no tengas tiempo para hacerlo. Y te entiendo, es algo muy normal. Una vez más, la solución es que busque la ayuda de un asesor financiero.

 

Este te puede ayudar a crear un plan de ahorro e inversión que te permita tener un control de tus finanzas, de este modo, tu solo tendrás que seguir los pasos marcados por este sin preocuparte por nada más.

 

 

Un asistente personal de planificación financiera puede ayudarte a poner orden en tu vida financiera y a resolver muchos de los problemas financieros que se te pueden plantear a lo largo de tu vida. Acompáñate de un asesor financiero, como Finsei, y deja de preocuparte por tus finanzas.

 

LO MÁS LEIDO