¿Debería de contratar un asesor financiero o debería probar a hacer un plan financiero por mi mismo?

Lo que es seguro que necesitas tener tus finanzas planificadas si quieres disfrutar de tranquilidad y conseguir tus objetivos financieros.

El surgimiento de aplicaciones que te ayudan a gestionar tus finanzas hace que sea más fácil que nunca crear tu propio presupuesto, ahorrar o incluso invertir.

Estas aplicaciones te pueden hacer creer que no necesitas un asesor financiero, ya que tu mismo puedes hacer estas tareas a través de la aplicación sin necesidad de conocimientos sobre finanzas previos. Pero el problema comienza cuando vas más allá de lo básico. Por ejemplo, ¿cómo se si estoy ahorrando lo suficiente? ¿Cuándo podré jubilarme? ¿Cuánto tengo que ahorrar para la educación de mis hijos? ¿Cuál es la mejor forma de invertir mi dinero?

Lo más seguro si no tienes una formación financiera es que no sepas responder a estas preguntas.

Aquí es donde el asesor financiero interviene. Su trabajo es conocer tus circunstancias económicas, personal, familiar y patrimonial y en base a esto ayudarte a alcanzar tus objetivos.

Por esta única razón ya deberías de contratar a una persona cualificada como son los asesores financieros, pero si esta razón no te es suficiente aquí tienes 4 razones más por las que deberías tener un asesor financiero:

1. Ten un plan personalizado que tenga sentido para ti

Internet es un recurso maravilloso en el que puedes encontrar muchísima información pero es casi imposible encontrar consejos específicos para tu situación específica.

Tu asesor financiero te ayudará a hacer un plan personalizado acorde a tus circunstancias y a tus objetivos financieros. Si, por ejemplo, tu sueño es retirarte con el suficiente dinero para viajar durante 4 meses al año, tu asesor financiero te ayudará a transformar este sueño en un objetivo financiero y, a hacerlo realidad.

Además, según evolucione tu vida, tus planes irán cambiando. Por ejemplo, quizás pienses que te quieres retirar en 15 años, pero de repente decides que sea en 10. Entonces, tu asesor financiero te ayudará a ajustar tu plan financiero para que puedas conseguirlo.

2. Ahorra más dinero

Las preocupaciones financieras más comunes son: problemas para ahorrar dinero para los objetivos a corto y largo plazo, el aumento de los costes de vida y los gastos imprevistos.

Tener un asesor financiero es como tener un entrenador en el gimnasio. Contar con un entrenador personal hace que trabajes más duro y no te saltes ningún ejercicio. Pues lo mismo pasa cuando dispones del servicio de un asesor financiero que te anime a ahorrar más dinero.

Además, tener un plan financiero por escrito que puedas revisar con tu asesor financiero te mantendrá animado con tus objetivos.

Ahorrar más no requiere de un cambio radical en tu vida. ¿Cómo un cambio pequeño puede hacer una gran diferencia? Primero, el dinero puede crecer sosteniblemente a lo largo del tiempo gracias a la inversión (la magia del interés compuesto) y segundo, una vez tengas el hábito de tener un presupuesto y consigas empezar a ahorrar, en el futuro te será mucho más fácil y por tanto, podrás incrementar aún más tu capacidad de ahorro.

3. Evita llevarte por los sentimientos

Todos los días estamos expuestos a que nos bombardeen con cientos de noticias. Muchas de estas noticias pueden hacer que el corazón de cualquier inversor empiece a latir más rápido de lo normal. “Santander registra una caída del 4% en bolsa tras presentar resultados”, “El Ibex cierra el año con una caída histórica del 40%” “Las Bolsas se tambalean, la sombra de la recesión económica es alargada”.

Es muy fácil reaccionar a este tipo de noticias guiados por los sentimientos y las consecuencias de esto pueden ser muy costosas.

Para minimizar las pérdidas hay que mantener firme la estrategia de inversión diseñada para tus objetivos a largo plazo, con un asesor financiero tendrás la seguridad de que un experto te guíe en estos momentos.

4. Siéntete seguro y bajo control.

La tecnología nos ha dado el poder de tener la capacidad de manejar nuestras finanzas día a día de manera fácil y sencilla pero la mayoría de estas aplicaciones no ofrecen un servicio de asesoramiento financiero.

Tener un asesor financiero te da la paz mental de tener un  plan que te hará conseguir tus objetivos. Te puedes sentir seguro de que estás ahorrando e invirtiendo de la manera correcta para lograr tus objetivos, que podrás afrontar cualquier emergencia y que tus decisiones financieras son las mejores para tu futuro.

Entonces, ¿necesitas un asesor financiero? A esta pregunta sólo podrás responder tu mismo. Ahora que sabes muchos de los beneficios que tiene contar con un asesor financiero estas capacitado para tomar esta decisión. Puedes elegir no tenerlo, pero entonces perderás los beneficios mencionados arriba.