Ahorrar para la jubilación es imprescindible para tener asegurado un futuro tranquilo pero, en España, al contrario de muchos otros países como Suecia o Reino Unido, no somos conscientes de la importancia que tiene esto. 

Quizás sea porque no queremos ver que en algún momento vamos a envejecer, o quizás, sea por la falta de educación financiera.

El caso es que no dejamos de poner excusas y procrastinar continuamente el momento de empezar a ahorrar para la jubilación. Sin embargo, ninguna de estas responde a un razonamiento lógico. Te contamos las excusas más utilizadas y las desmitificamos. 

¿Reconoces algunas de estas excusas?

1. Ya pago la Seguridad Social

Esta es la razón por excelencia. Pero debes saber que dependiendo de la edad que tengas, la Seguridad Social puede que no disponga de dinero suficiente para pagar tu jubilación. 

Actualmente, la hucha de las pensiones está en número rojos y se prevé que la situación empeore, debido a que, en los próximos años la pirámide poblacional empezará a invertirse, de forma que la población envejecida superará a la población activa. Lo que implica menos personas cotizando y más personas cobrando pensión, por lo que, será imposible de sostener el sistema de pensiones.

Por lo tanto, no puedes estar seguro de que vayas a recibir una pensión que te permita mantenerte durante tus años de jubilación. Como mucho, tendrás lo justo para sobrevivir, pero no es esto lo que queremos para nuestros últimos años ¿verdad? 

2. Tengo miedo de perder mi dinero si lo invierto

Este miedo puede llegar a ser comprensible pero… ¡hay formas y formas de invertir! En Finsei, por ejemplo, invertimos con sentido común: queremos que cumplas tus objetivos y por ello, no nos centramos tan solo en la rentabilidad sino que ponemos el enfoque en alcanzar tus metas. Gracias a esta filosofía tus ahorros están mucho más seguros.

Además, debes saber que si decides no invertir también estás perdiendo dinero, debido al efecto de la inflación que reduce el valor de tu dinero a lo largo del tiempo, año tras  año. Invertir es la única forma de evitar esto gracias a que, los intereses que obtienes de tus inversiones compensan esta pérdida.

3. Invertir es muy complicado

Es normal que pienses esto. Sin embargo, tienes miles de recursos disponibles para aprender cómo invertir: libros, blogs, cursos, etc. Si estas interesado, te recomendamos que comiences con este post donde te explicamos los términos básicos. Esto te ayudará a comenzar a familiarizarte con el mundo financiero. 

Pero si las finanzas no son lo tuyo o simplemente no tienes ningún interés en este tema siempre puedes recurrir a un asistente digital de planificación financiera, como Finsei, que te deja todo súper claro: el cómo y el por qué de hacer las cosas. Y por supuesto, siempre a tu disposición para cualquier duda. 

FInsei te ofrece un plan de ahorro e inversión hiper personalizado teniendo en cuenta tus circunstancias personales, familiares, financieras y patrimoniales, de forma que, puedes conseguir tus objetivos con un mínimo esfuerzo, es decir, maximizando la rentabilidad para que tu ahorro sea el menor posible ,. Pero siempre enfocado a alcances tus metas.

7 Excusas para no ahorrar para tu jubilación

Aquí te dejamos un ejemplo real de una de nuestras clientas: Isabel Gómez. Isabel, antes de conocernos estaba preocupada por su jubilación y sabía que invertir era la solución, pero no sabía nada sobre inversiones y tampoco tenía mucho interés. Las opciones que encontraban en el mercado no le daban solución a su problema: no las entendía, les parecían complicadas o le hacían «perder» demasiado tiempo.

Finsei le ofreció la solución que estaba buscando, una forma de conseguir su objetivo de forma fácil y sencilla, ¡y lo mejor! sin tener que ahorrar una gran cantidad de dinero al mes. 

Con 141 euros al mes, en vez de ¡495 euros!, puede asegurarse una jubilación tranquila y sin problemas económicos.

4. Empezaré a ahorrar cuando tenga un mayor sueldo.

De esta forma nunca vas a encontrar el momento ideal para empezar a ahorrar. Nunca sentirás que tienes los ingresos suficiente como para comenzar a ahorrar. De manera que, retrasarás continuamente este momento. Siempre estarás esperando a tener más dinero. 

Lo normal es que empieces con una cantidad pequeña de ahorro y aumentes esta cantidad según evolucionen tus circunstancias. ¡Lo importante es empezar! El momento perfecto para ahorrar es ahora. No esperes más, porque nunca será el momento perfecto. 

 

5. No me puedo permitir ahorrar dinero para la jubilación

¿Por qué no puedes ahorrar para tu jubilación? ¿No tienes suficientes ingresos para hacerlo? ¿o tienes como preferencia otro objetivo de ahorro?

En el caso de que lo que te impida ahorrar para la jubilación sea que tus ingresos son iguales a tus gastos, entonces, lo primero que has de hacer es realizar tu propio presupuesto para poder conocer cuales son tus gastos y dónde puedes recortar

Ahorrar para tu jubilación debe ser tan importante como cualquiera de tus gastos

En cambio, si lo que te impide ahorrar para la jubilación es la preferencia por otros objetivos. Párate y valora si realmente estos requieren de tanta importancia o si puedes destinar una parte a tu jubilación. Teniendo en cuenta que este dinero será el que determine tu calidad de vida durante tus últimos años, quizás tenga más importancia de la que crees. 

En Finsei te ayudamos a planear tus objetivos según el momento en el que te encuentres, minimizando el ahorro y maximizando la rentabilidad para que cumplas todos tus objetivos con el menor esfuerzo

 

6. Aún soy muy joven

Es muy común pensar esto. Nos creemos que tenemos mucho tiempo por delante todavía y que por retrasarlo unos pocos años no pasa nada. Estamos seguros de que lo vamos a hacer más adelante. Pero esto, al igual que, la excusa 4 te lleva a procrastinar esta acción continuamente, ya que, nunca nos sentimos lo suficientemente mayor.

Y cuando te des cuenta la jubilación estará a la vuelta de la esquina y tendrás que hacer un gran esfuerzo de ahorro para conseguirlo. Si empiezas antes a desarrollar buenos hábitos de ahorro, tendrás ventaja.

 

7. Es demasiado tarde para empezar

En el otro lado del espectro de excusas está no ahorrar porque es demasiado tarde. Si no has comenzado a ahorrar para tu jubilación y tienes ya 50 años, no te asustes. Y por supuesto, no sigas ignorando el problema. ¡Nunca es tarde!

Analiza tu presupuesto y ahorra todo lo que puedas, aun te quedan más de 15 años por delante. Otra vez, ¡lo importante es empezar! Empieza y puedes obtener un patrimonio que te garantice una buena jubilación.

 

Una jubilación tranquila con Finsei

Podemos ayudarte a conseguir la jubilación de tus sueños, pero antes, tiene que dejar las excusas. Podemos ayudarte a conseguir la jubilación de tus sueños, pero antes, tiene que dejar las excusas. En Finsei te ayudamos a planear tus objetivos según el momento en el que te encuentres, minimizando el ahorro y maximizando la rentabilidad para que cumplas todos tus objetivos con el menor esfuerzo