El sistema de pensiones es uno de los grandes problemas que tiene España. La proporción  de población de 65 años y más, que actualmente se sitúa en el 18,2% del total de la población, en 2064 pasaría a ser del 38,7%. Lo que produciría que, según el Instituto Nacional de Estadística (INE), la ratio pensionista/trabajador o tasa de dependencia se elevaría desde el 30,7% actual hasta el 75,7% en 2064. ¿Qué significa esto? Que habrá poco menos de un trabajador por cada jubilado; lo que hará insostenible el pago de las pensiones de jubilación.

Por esto, cuando estás en esa etapa de la vida en la que ya tienes un contrato de trabajo es hora de empezar a ahorrar para la jubilación.

1. Antes de empezar

Cuando empiezas a pensar en el dinero de la jubilación, el primer paso que debes dar es imaginarte ese momento. Ponte en tu yo de 65 años y piensa en lo que te gustaría hacer y cuánto dinero necesitarás.

Por ejemplo, puedes tomar de referencia tu sueldo actual para darte cuenta de la cantidad que necesitarás para tener una buena vida, tienes que tener en cuenta que en ese momento tendrás menos gastos que actualmente: tus hijos (si tienes) ya serán independientes y no tendrás que pagar hipoteca ya que, probablemente, en ese momento ya la habrás terminado de pagar.

Una vez sepas qué cantidad de dinero necesitas para poder disfrutar del nivel de vida que deseas, calcula tu pensión para poder conocer la cantidad de dinero que necesitarás como complemento. Esta cantidad marcará tu objetivo de ahorro.

Puedes calcular aproximadamente tu pensión en la propia página de la Seguridad Social.

2. ¿Cómo comenzar? (Re)aprende a ahorrar y lidiar con el fondo de emergencia

Los ahorros son, en sí mismos, una dificultad para la mayoría de los españoles. De acuerdo con el Estudio de Comparación Online y Ahorro realizado por Rastreator.com “el 73,3% de los españoles, cada mes, destina al ahorro una cierta cantidad de sus ingresos. Más concretamente, el 42,7% de los españoles ahorra menos de 200 euros al mes, mientras que el 23% declara poder ahorrar entre 200 y 500 euros. Tan solo el 7,6% consigue ahorrar más de 500 euros mensuales.”

Y cuando se junta una baja capacidad de ahorro y una visión de la jubilación muy lejana en el tiempo, se tiende a procrastinar este ahorro continuamente. Pero si no comienzas ahora, nunca lo harás.

El primer paso para ahorrar es mantener tus finanzas bajo control: realiza un presupuesto. Esto te ayudará a tenerlo todo planificado y además describir todos tus gastos te ayudará a entender dónde puedes recortar.

  • El segundo gran paso es reducir tus gastos. Comer fuera, incurrir en grandes gastos a la vez (cómo remodelar una casa), no comparar las tarifas de teléfono o electricidad, son formas de gastar dinero.
  • Una vez hayas reducido tus gastos o no, es momento de empezar a ahorrar para conseguir tus objetivos. Es cierto que tu capacidad de ahorro no será igual durante tus 40 años de carrera profesional, por lo que es necesario adaptar la cantidad a cada realidad. Sin embargo, establezcas la cantidad que sea, no abandones. Sin embargo, se recomienda que antes de empezar a ahorrar para cualquier cosa, tengas un fondo de emergencias. La cantidad debe ser un monto equivalente de 2 a 12 meses de gastos.
  • Por último, debes mantener el hábito de ahorrar para cualquier propósito. El truco es tener una vida financiera organizada, porque solo así se puede ahorrar sin mucho esfuerzo.

3. Invierte

Una vez tengas tu colchón de seguridad podrás empezar a invertir. Cuanto antes empieces mejor. Invertir te permitirá alcanzar un patrimonio mayor con un esfuerzo mucho menor.

Existen multitud de productos financieros donde puedes invertir tu dinero. Cuando hablamos de jubilación, el primer producto que se nos viene a la cabeza es un Plan de Pensiones pero esta no es la única opción. Dispones de muchos mas productos como son los Fondos de Inversión, PIAs o acciones.

Para que esto de resultados (es decir, para conseguir beneficios) será necesario que mantengas tu dinero invertido en un horizonte temporal superior a 10 años. Por ello, te recomendamos que solo inviertas aquella parte de tus ahorros que estés seguro que no necesitarás en un largo plazo. Sacar tu dinero antes del plazo establecido puede hacer que pierdas dinero.

Te contamos todos sobre cómo invertir tu dinero de acuerdo con tus circustancias: Guía sobre cómo invertir tu dinero.

4. ¿Y después de invertir? Resiste la tentación y no cometas errores

Las personas generalmente somos reacias al riesgo y esto nos hace tomar, eventualmente,  decisiones guiados por este miedo al riesgo. Además, tendemos a buscar recompensas inmediatas, es por eso que, cuando nos proponemos algo a largo plazo acabamos abandonando.

Sacar el dinero de tus inversiones antes de la jubilación sólo porque los resultados de los últimos años han sido negativos es un error difícil de contrarrestar. Tienes que saber que, normalmente, a largo plazo estas pérdidas se recuperan.