Seguro que has escuchado muchas veces el término inflación en las noticias, pero probablemente te preguntes qué es o quizás ya lo sepas, pero quieras saber más sobre este fenómeno económico. Aquí te contamos todo sobre la inflación:

 

¿Qué es la inflación?

La inflación se refiere a la subida sostenida y general de los precios de los bienes y servicios en una economía. Esto quiere decir que la inflación no se produce si sube el precio de un determinado bien sino cuando lo hacen gran parte de los bienes y servicios en un país. 

 

Con el siguiente ejemplo podrás comprender mejor como la inflación afecta a tu vida. En el año 2000 cuando ibas al supermercado con 3.327 pesetas (el equivalente a 20 euros) podías casi llenar la cesta, pero 21 años después con 20 euros apenas tienes para comprar algo.

 

Esto tiene su causa en la inflación, ya que, durante este periodo, según el Instituto Nacional de Estadística (INE) ha aumentado en un 58,9% durante este periodo, por lo que tu dinero más que ha perdido la mitad de su valor. Una variación media de 2,23% anual.

IPC afecta la cesta de compra

Según un informe del Banco de España sobre las proyecciones macroeconómicas, ta tasa de inflación global aumentó de forma significativa en 2021, aumento ese que  se ha intensificado a principios del año 2022. Así, tras situarse en el 4% en promedio durante el período 2009-2019 y en el 3,2% en 2020, se elevó hasta el 4,4% en el promedio de 2021 y hasta el 7% en el primer trimestre de 2022. Los ultimo datos apuntan una inflación del 10,2% en junio de 2022.

¿Cómo se mide la inflación?

La inflación se mide a través del Índice de Precios al Consumo (IPC). Según la definición que ofrece el INE este índice es “una medida estadística de la evolución de los precios de los bienes y servicios que consume la población residente en viviendas familiares en España.”

 

El conjunto de bienes y servicios, que conforman la cesta de la compra, se obtiene del consumo de las familias.a importancia de cada uno de ellos está reflejado en el cálculo del IPC y depende de dicho consumo. Básicamente esta cesta incluye artículos cotidianos como alimentos y gasolina, bienes duraderos como ropa, computadoras y lavadoras, y servicios como peluquería, seguros y viviendas en alquiler.

 

Si sientes curiosidad por la lista entera de productos que componen esta cesta de la compra puedes encontrarla en la página web de la Unión Europea.

 

Además, también podemos medir la inflación a través el Índice de Precios al Consumo Armonizado (IPCA). Esta se trata de una medida común de la inflación que permite realizar comparaciones internacionales. 

 

Causas de la inflación

Este fenómeno se produce debido a diferentes factores:

 

  • Aumento de los costes de la materia prima. Esto afecta a los precios de todos los productos que utilicen este producto en su producción. Imagínate que sube el precio del petróleo, entonces aumentaría el precio de transporte y, en consecuencia, aumentaría el precio de la mayoría de los bienes y servicios. 
  • Depreciación de la moneda. Ocurre cuando el euro pierde valor ante otra moneda extranjera. Por ejemplo: a 1 de enero de 2018 1€ valía 1,2421 dólares y a 1 de enero de 2020 bajó su valor a 1,1023 dólares. Aunque te parezca poco, tiene influencia en nuestra economía. Una depreciación del euro provoca que los precios de todos los bienes exportados del exterior aumenten de tal forma que se produce un aumento de los costes y, por ese motivo, como ya te hemos explicado en el punto anterior, aumentaría el precio de los bienes y servicios.
  • Demanda superior a la oferta. También se puede dar un aumento del precio a causa de la existencia de una demanda superior a la oferta; es decir, en el caso de que haya más personas que quieran un cierto bien que la cantidad de bienes existentes. Pero, como apuntábamos anteriormente, la inflación se produce sólo cuando aumenta el precio de gran parte de los bienes y servicios de la cesta, es por esto por lo que esta causa solo se suele dar en períodos de guerra o situaciones de catástrofe. En estas circunstancias es muy complicada la oferta de productos, pero la necesidad es enorme. Por lo que el precio de los productos aumentará aprovechándose de la situación de necesidad.
  • Emisión de billetes descontrolada. Una emisión de dinero superior a la cantidad de dinero demanda por el mercado provoca inflación. Ya que al existir más dinero en circulación este pierde valor y los precios aumentan, debido a que, necesitarías más dinero para comprar lo mismo.

 

¿Cómo evitar que la inflación te perjudique?

La única forma de evitar que la inflación devalúe tu dinero es invertir. Si dejas tu dinero en efectivo o en una cuenta que no te genera intereses estarás perdiendo todos los años la cantidad equivalente al IPC. 

 

Si lo miras en el corto plazo puede parecer que no es mucho dinero, pero en el largo plazo la pérdida de valor es enorme. Tan sólo tienes que ver el ejemplo anterior, desde el año 2000 hasta el 2021 la inflación total ha sido de 58,6%. ¡En tan solo 21 años! En 40 tu dinero no valdrá nada. 

 

En cambio, si inviertes tu dinero y obtienes una rentabilidad anual igual a la inflación, tu dinero no perderá valor. Hasta podrás aumentar tu cantidad de dinero, en el caso de ser la rentabilidad anual superior a la inflación.

 

Hiperinflación

La hiperinflación se produce cuando los precios de una economía aumentan de forma rápida, excesiva y descontrolada. Esto ocurre cuando los precios aumentan en más del 50% al mes durante un período de tiempo determinado. Un ejemplo muy claro es lo que pasó en Venezuela que de acuerdo con la el Banco Central de Venezuela, solo en 2018 la inflación del país se situó en 130.060%.

 

Imagina que los precios aumentan de tal forma que tu habitual cesta de la compra pasa de ser de 500 euros al mes a 750 euros el siguiente mes, y al siguiente de 1.125 euros y así sucesivamente cada mes. 

 

Si los salarios no siguen el ritmo de la inflación en una economía, el nivel de vida de las personas disminuye.

 

Este fenómeno puede causar consecuencias en una economía. Las personas al darse cuenta que los precios aumentan constantemente pueden decidir comprar más bienes para acumularlos, incluidos productos perecederos como los alimentos que, a su vez, puede crear escasez de suministro de alimentos. Además, cuando los precios aumentan excesivamente, el efectivo o los ahorros depositados en los bancos disminuyen su valor o pierden su valor dado que el dinero pierde poder adquisitivo. Lo que provoca que la situación financiera de los consumidores se deteriore e, incluso, los pueda llevar a la quiebra. 

 

 

En Finsei tenemos en cuenta el efecto de la inflación cuando calculamos el valor de tus metas a futuro. Así nos aseguramos que estamos planificando correctamente tus necesidades futuras y cuando vayas a rescatar tu dinero tendrás la cantidad necesaria que te permita cumplir tus metas.

 

LO MÁS LEIDO