Saber ahorrar es un pilar fundamental en las finanzas personales, tanto, que puede llegar a ser una de las mejores decisiones que tomamos en nuestra vida. El problema del ahorro es que requiere constancia y disciplina, pero a continuación te mostramos algunos de los métodos más conocidos que harán del ahorro una tarea sencilla.

Método japonés

Este método, también llamado Kakebo, es muy sencillo. Trata de que debes anotar en un cuaderno todos los gastos que llevas a cabo a diario. Todo, sin excepciones. De esta forma, decidiendo previamente cuánto quieres ahorrar al mes y anotando los ingresos y los gastos fijos, organizarás tus gastos personales al saber cuánto gastas a diario y en qué.

Algunas estrategias del método Kakebo para gastar de forma más consciente son:

Olvida el artículo por 24 horas

Esto determinará si lo que quieres comprar lo necesitas o simplemente es un capricho. Si pasadas las 24 horas aún piensas en comprar el artículo y puedes permitirtelo entonces hazlo.

 

No te dejes engañar por los grandes descuentos

Gastar dinero en artículos solo porque ofrecen un descuento muy atractivo significa gastar dinero en artículos que no vas a usar. Antes de comprar un producto con un gran descuento, pregúntate si lo comprarías a su precio original.

 

Mira tu saldo bancario con regularidad

Esto te ayudará a sentirte más en control con tus finanzas porque podrás centrarte en cuánto dinero puedes gastar. Convertir esto en un hábito puede parecer aterrador, pero disminuirá mucho tus niveles de preocupación.

 

Gasta en efectivo

La entrega física de efectivo en vez de pasar la tarjeta hace que el gasto sea más consciente y te será más fácil hacer presupuestos. Sacar una cantidad fija en efectivo para cada semana y solo gastar eso te será de ayuda para cumplirlo.

Infografia metodos de ahorro

Método del pre-ahorro

Este método consiste en pagarte a ti mismo primero. Para llevarlo a cabo solo tienes que programar una transferencia en tu banco a otra cuenta donde lo ideal es que no tengas tarjeta de crédito o débito. De esa forma, cuando cobres tu sueldo mensual apartaras una cantidad fija para ahorro. Puedes conocer más a fondo el método del preahorro donde te contamos todo al detalle.

 

 

La regla del 50-30-20

Esta regla trata de dividir tu sueldo mensual en tres partidas de gastos con el objetivo de planificar el ahorro. Consiste en:

  • Dedicar el 50% de tu nómina a gastos fijos, que son los previsibles y que siempre estarán ahí como el alquiler de tu piso, comida, transporte, etc.
  • Dedicar el 20% de tu nómina a ahorro. Esto puedes hacerlo programando una transferencia periódica todos los meses a tu cuenta de ahorro para evitar tentaciones.
  • Dedicar el 30% de tu nómina a caprichos. Aquí hay libre elección, puedes gastar el porcentaje restante en lo que más te guste y con lo que más disfrutes. ¡No todo es trabajar!

Esta regla puedes modificarla según tu situación personal, puedes usar un 60-20-20, 70-15-15 o incluso 80-10-10, lo principal es que ahorres y/o un porcentaje fijo cada mes teniendo en cuenta tus ingresos. 

El porcentaje destinado a ahorro también puedes dividirlo y hacer mitad ahorro mitad inversión, esto te ayudará a no perder poder adquisitivo evitando la inflación.

 

 

El reto de las 52 semanas

Este método consiste en ir ahorrando progresivamente cada semana separando tus ahorros en una cuenta a la que no tengas fácil acceso. Por ejemplo, en la primera semana ahorrarás 1€, en la segunda semana 2€, así sucesivamente hasta completar las 52 semanas del año. En esta última semana destinarás una cantidad de 52€.

Este proceso es fácil de automatizar, no tendrás que hacer un gran esfuerzo y a final de año tendrás ahorrado 1.378€.

 

 

Método de los sobres

Para ahorrar mediante este método solo necesitas una caja, 100 sobres y dinero en efectivo. Estos sobres deberás numerarlos del 1 al 100 , mezclarlos e introducirlos en la caja. Luego, durante 25 semanas, debes sacar dos sobres de forma aleatoria cada semana y meter en cada uno de ellos la cantidad de dinero que marque el número que hay escrito. 

Al terminar la semana 25, habrás ahorrado 5.050€.

 

 

Método Harv Eker

Este método es el más complejo de todos. Nació del libro del autor Harv Eker ‘Los Secretos de la Mente Millonaria’ y se ha hecho muy conocido en todo el mundo.

Consiste en dividir tu salario en porcentajes, al igual que la regla del 50-30-20, solo que en este caso son 6 porcentajes distintos:

  • 50% para necesidades básicas. Esto cubre los gastos de salud, comida, casa, transporte, etc.
  • 10% para ahorro. Este porcentaje puedes aumentarlo si el porcentaje es una cantidad pequeña para ti
  • 10% para formación. El hecho de destinar un porcentaje fijo a la formación hace que podamos considerarlo uno de los métodos más completos de los mencionados.
  • 10% para inversiones a largo plazo. Para poder elegir el producto correcto según nuestras circunstancias debemos conocer nuestro perfil de riesgo.
  • 10% para ocio. Puede ser que este porcentaje se nos haga corto, así que tendremos que pensar muy bien dónde gastarlo y no derrochar dinero en cualquier cosa.
  • 10% para donativos. Este método, además de fomentar la educación, también incentiva la solidaridad.

 

 

Bónus: El método Finsei

En Finsei creemos en el poder de ahorro pero más aún en el poder del ahorro e inversión con base en la planificación financiera.  Diseñamos un plan exclusivo para ti y para tus circunstancias para que cumplas tus objetivos financieros poniendo tu dinero a trabajar. Así el esfuerzo que harás al ahorrar se verá disminuido.

¿Cómo hacemos esto? Te preguntarás. Nuestra Inteligencia Artificial trabaja de forma que se ajusta a la situación particular de cada cliente (perfil de riesgo, patrimonio, objetivos, etc.) de modo que sea sencillo e intuitivo para el usuario. Así, tu dinero será invertido en las mejores opciones disponibles, y de la mejor forma posible para ti, en vistas a conseguir tus metas sin verte en apuros.

 

 

 

De un modo sencillo e intuitivo para el cliente le ayudamos a definir sus metas y diseñar su plan de ahorro e inversión, teniendo en cuenta su perfil de riesgo y circunstancias financieras y familiares.

LO MÁS LEIDO