La complejidad de los mercados financieros llevó en décadas pasadas a su profesionalización. Desde entonces hasta la actualidad las entidades financieras han ido incluyendo en su oferta cada vez más servicios relacionados con la inversión. El incremento de la clase media y el avance tecnológico ha permitido que cada vez más personas deseen utilizar estos servicios para dejar de solo ahorrar para comenzar a ahorrar e invertir.

¿Qué son los servicios financieros?

Los servicios de inversión pueden definirse como aquellas actividades llevadas a cabo por diversos tipos de entidades financieras que tienen como fin dar servicio a los inversores que desean poner en manos de profesionales sus finanzas.

Tipos de servicios financieros

Aunque cada entidad pueda dar un nombre comercial a los servicios financieros que oferta, todas ofrecen los mismos tipos de servicios. Las 3 actividades esenciales que se ponen a disposición de los inversores son: 

  • El servicio de recepción y transmisión de órdenes bursátiles de clientes en relación con uno o más instrumentos financieros.
  • La gestión delegada e individualizada de carteras de inversión con arreglo a los mandatos conferidos por los clientes.
  • El asesoramiento en materia de inversión.

Servicio de recepción y transmisión de órdenes bursátiles

El servicio de recepción y transmisión de órdenes bursátiles, o RTO, es el proceso por el cual una entidad financiera recibe una orden de compra o venta por parte de su cliente y la transmite al mercado.

Esta actividad es considerada el servicio de inversión más básico de los existentes además de ser la primera en realizarse en orden temporal respecto a las otras dos. Sin embargo, no es tan simple como parece a simple vista.

 

¿Cómo se ejecutan esas órdenes?

1- El inversor decide en qué desea invertir su patrimonio y selecciona los activos concretos con los que desea alcanzar sus objetivos financieros.

2- El inversor acude a la entidad financiera para que tramite la compra. Sin embargo, no cualquiera puede adquirir o vender todo tipo de activos sino que habrá que acudir a una que tenga autorización en el mercado correspondiente.

3- Una vez aceptados los servicios de una entidad financiera autorizada, esta dará la orden. Estas órdenes engloban dos negocios jurídicos: la comisión bursátil y la compraventa bursátil lo que supondrá la celebración de un contrato que puede ser de diverso tipo (contrato de cuenta corriente, de custodia, de gestión de carteras, etc.)

 

¿Qué tipo de órdenes existen?

Las diversos tipos de órdenes existentes se pueden clasificar según su precio, según el plazo y según la cuantía de valores.

Según el precio:
  • Orden por lo mejor: Son órdenes que se introducen sin precio. La negociación se realiza al mejor precio de contrapartida en el momento en que se introducen. Son las más utilizadas. Ej.: Un inversor tiene 100 acciones. El mejor precio del mercado en ese momento es de 20€ pero solo se desean 50. Las otras esperarán hasta que vuelva a existir esa misma oferta. No se venderá a menor precio.
  • Orden limitada: se indica un límite por el cual si se encuentra en el mercado un precio por debajo o por encima del umbral establecido se compra o se vende respectivamente. Ej.: El Sr. Sánchez desea adquirir 250 acciones a un precio máximo de 20,06. Otro inversor desea vender 650 acciones a un precio mínimo de 20,06. Al cuadrar el precio ofertado con el deseado, se realiza la operación.
  • Orden de mercado: Es muy similar a la orden por lo mejor con la diferencia de que  la parte que no se pueda ejecutar al mejor precio, seguirá ejecutándose por los siguientes mejores precios disponibles. Ej.: La Sra. Martín tiene 30 acciones que quiere vender a 100€ cada una pero solo se quieren adquirir 20 a ese precio. Por ello venderá esas 20 acciones y el resto se venderán al siguiente precio más elevado.
  • Orden a cambio aproximado: la operación se realizará si el valor del activo entra en un intervalo de precios preestablecido. Ej.: se indica que se vendan las acciones si su valor se encuentra entre 100€ y 150€. Si alguien ofrece 120€, se ejecutará la orden de venta.
Según el plazo:
  • Válida durante una sesión bursátil. Ej.: se puede realizar solo ese mismo día hasta que cierre la bolsa .
  • Válida hasta una fecha concreta. Ej.: se puede realizar hasta el 30/11/2021 o durante el mes de septiembre.
  • Según su cancelación: pueden dividirse en las que se pueden ejecutar en cualquier momento (VTC), las que se cancelan en parte si no se ejecutan (IOC) y las que son canceladas si no se ejecutan inmediatamente y en su totalidad (FOK).
Según la interacción con otras órdenes:
  • Independientes: las decisiones de compra o venta no dependen de ninguna otra circunstancia. Ej.: adquirir 30 acciones a 50€ cada.
  • Ligadas: las decisiones de compra o venta dependen de las órdenes de compra-venta de otros activos. Ej.: adquirir 30 acciones a 50€ cada siempre y cuando antes se vendieran las 50 que tenía de otra empresa por 30€ por acción.

Servicio de asesoramiento financiero

El asesoramiento financiero es el servicio de inversión que consiste en ofrecer recomendaciones personalizadas sobre distintos activos financieros. Es decir, la entidad, en función de las características propias de cada inversor, presenta al cliente una selección de carteras apropiadas para el objetivo que este pretende alcanzar.

 

¿Qué me aporta el asesoramiento financiero?

Este servicio está pensado no solo para las personas que tengan pocos conocimientos en el mundo de la inversión, sino también para aquellas personas que aun sabiendo, prefieren delegar sus finanzas en otros por falta de tiempo o simplemente porque no les interese.

Las principales ventajas que como inversor te puede aportar el asesoramiento financiero son:

  • Evaluación de tu situación financiera actual, incluyendo tus ingresos, inversiones, cobertura de seguro, impacto de los impuestos, etc.
  • Desarrollo de estrategias de inversión elaboradas en base a perfiles de riesgo legalmente establecidos.
  • Evaluación frecuente de los cambios en tus circunstancias personales y certeza de que estos cambios se tomarán en cuenta.
  • Análisis de mercado y asesoramiento por parte de profesionales en la materia.
  • Recibir educación financiera aparte de asesoramiento.

Coste y regulación

El asesoramiento financiero suele estar destinado a personas con altos ingresos. Para la mayoría de entidades financieras, el coste de ofrecer asesoramiento personalizado para inversiones de pequeño valor es muy alto comparado con los beneficios que pueden obtener. Por tanto, sólo ofrecen este servicio para inversiones de patrimonios elevados.

Como contraprestación a este servicio, las entidades financieras suelen cobrar una tarifa plana o comisiones sobre un porcentaje de activos en cartera. Sin embargo, en los últimos años han tomado fuerza las Fintech que, gracias al uso de la tecnología, permiten dar asesoramiento por costes aún más bajos que las entidades tradicionales. Ejemplo de ello es Inveert.

Costes a parte, es imprescindible buscar una entidad que esté regulada por la CNMV y que realice el test de perfil de riesgo exigido por ley. Además, a la hora de contratar un asesoramiento financiero, es importante que la entidad o la persona en cuestión tenga algún certificado profesional acorde con la regulación vigente (MiFID II) que asegure cierta calidad en el servicio y control de precios.

Servicio de gestión delegada

La gestión delegada o discrecional de carteras es una forma de gestión de inversiones en la que las decisiones de comprar y vender activos las toma un profesional, habitualmente un gestor, en nombre del cliente. Estas decisiones se toman siempre teniendo en cuenta el perfil de riesgo del cliente.

Ventajas de la gestión delegada

  • Tranquilidad: No te tienes que preocupar por el día a día de tus inversiones.
  • Rapidez de acción: dado que delegas toda la gestión de las inversiones, la entidad tiene discrecionalidad total para actuar en el momento que estime oportuno.
  • Revisión periódica: las carteras se irán rebalanceando en función de la situación del mercado para ir adaptándolas a la configuración inicial.
  • Expectativas de rentabilidad: al estar las inversiones gestionadas por profesionales del gestor se espera que las rentabilidades a medio o largo plazo sean mayores que las que obtendrías gestionándolas por ti mismo.
  • Información permanente:  los gestores informan asiduamente de la evolución de las inversiones.
  • Transparencia en costes: comisiones definidas por contrato.

Inveert: una planificación 360º

En Inveert te ofrecemos un servicio global de planificación financiera en el que ponemos a tu disposición todo nuestro conocimiento y tecnología para que puedas alcanzar tus metas en el horizonte temporal que te propongas. Además democratizamos estos servicios al permitir mediante aportaciones iniciales bajas y costes reducidos que cualquier persona pueda recibir un asesoramiento personalizado y de calidad.

 

Para ello, te ofrecemos una herramienta en la que tú mismo podrás elegir tus objetivos financieros. Una vez los tengas claros, elaboraremos por ti un plan de inversión. Si estás conforme con él, te asesoraremos continuamente a la vez que gestionamos tus inversiones de la forma más beneficiosa para ti.

 

En cuanto a la gestión de tu cartera, no te preocuparás por los resultados dado que te informamos continuamente de la evolución de tus inversiones. Además, realizaremos rebalanceos periódicos para no salirnos del objetivo inicial.

 

Por último, somos conscientes de la aversión al riesgo que supone invertir. Para reducirlo, aumentamos la seguridad de tu cartera adaptándola a tu perfil de riesgo y ofreciendo carteras adaptas al horizonte temporal basadas en cantidades variables de renta fija y variable al riesgo

 

¿A qué esperas a probarlo?