La profesión de asesor financiero

Un asesor financiero es un profesional que se encarga de aportar soluciones y recomendaciones a un usuario con respecto a la forma en la que debe guiar sus finanzas.

Para realizar esta tarea el asesor se tendrá que valer de toda la información que le pueda aportar el cliente, tanto a nivel económico como personal.

 

La labor de un asesor financiero

Aunque existen muchos tipos de asesoramiento, en este post nos centraremos en el meramente financiero. Dentro de la asesoría financiera tiene cabida tanto servicios para empresas, países, ONGs, o para hogares en general. Sin embargo, en todos lo casos el asesor financiero busca conseguir los siguientes objetivos:

  • Poner en orden tu patrimonio: el asesor estudia la procedencia y la cuantía de todos tus ingresos para tener una visión global de tu patrimonio. Así podrá asesorarte para sacarle el máximo partido a ese capital.
  • Colocar tu patrimonio: es lo que se denomina en términos anglosajones asset allocation y consiste en seleccionar en qué se invertirá  tu patrimonio para sacarle mayor rentabilidad que la que se obtendría simplemente ahorrando.
  • Rentabilizar tu patrimonio: adecuar tu cartera de activos invertida para obtener beneficios. Además, esto necesita de un seguimiento continuado para adaptarlo a la coyuntura económica y la volatilidad del mercado.

 

Las 3 bases de un buen asesoramiento financiero

A la hora de dar recomendaciones, el asesor debe tener siempre en cuenta 3 elementos sin los cuales será muy complicado alcanzar el resultado esperado:

  • Conocer las circunstancias del usuario: para guiar de forma adecuada al inversor es necesario conocer el punto de partida. Para ello se deberá pedir la información suficiente sobre su situación financiera y personal actual.
  • Conocer el perfil de riesgo del usuario: aparte de ser obligatorio por ley, el perfil de riesgo permite conocer cuál es el riesgo máximo que el inversor es capaz de soportar. Con ello, se evitarán sorpresas desagradables a la vez que permitá configurar una cartera de activos con proporciones de renta fija y variable acorde al riesgo deseado.
  • Adaptarse al horizonte temporal: Las necesidades de rentabilidad y por tanto, las posibilidades de soportar más volatilidad sin aumentar mucho el riesgo depende en gran medida del horizonte temporal de la inversión. A mayor plazo, es conveniente soportar algo más de riesgo para obtener mayores rentabilidades dado que a largo plazo la volatilidad se va reduciendo.

 

El asesoramiento financiero es sólo uno de los diversos servicios de inversión.

Muchas veces es fácil confundir los diversos servicios  que ofrecen las entidades financieras y con ello, se piensa que la labor del asesor es otra, totalmente distinta a la que realmente realiza.

Un asesor financiero no tramita órdenes bursátiles (servicio de recepción y transmisión de órdenes bursátiles), ni tampoco tiene por qué gestionar tus inversiones (servicio de gestión delegada). Si una misma persona realiza estos tres servicios , no estamos hablando de un asesor financiero como tal. Distinto es que diversas entidades ofrezcan un servicio integral en las que una o varias personas se encarguen de todas estas tareas. 

 

Por tanto, en el mundo de las finanzas aparte de asesor existen las figuras de: 

  • Gestor de carteras: toma por el cliente las decisiones de comprar y vender los activos que componen la cartera.
  • Tramitador de órdenes bursátiles: se encarga de tramitar una orden de mercado del cliente. Es la persona encargada de comprar o vender los activos en función de lo que el usuario le indica que haga.

Por otro lado, muchas veces se confunde la labor de un asesor con la de un analista. Aunque son labores distintas, entre ellas existe una simbiosis por la cual la labor de uno no tiene sentido sin la del otro. existen dos tipos de analistas:

  • Analista de mercado: es la persona encargada de estudiar la evolución macroeconómica de los distintos países y elaborar estudios, con múltiples datos y variables económicas, para ser capaz de entender qué está ocurriendo actualmente en la economía. 
  • Analistas de valores: Se encarga del estudio de los mercados bursátiles y su funcionamiento. Analizan los estados financieros de una empresa y el posicionamiento presente y futuro frente a sus competidores para valorar la posible rentabilidad que puede aportar esa compañía. 

 

En Finsei no solo asesoramos, vamos más allá

Finsei te aporta una herramienta de planificación muy visual y sencilla que aúna en una sola aplicación tanto servicios de asesoramiento como de gestión de tus inversiones.

Para empezar te permitimos seleccionar la meta financiera que deseas alcanzar para posteriormente ofrecer las recomendaciones que más se adaptan a tus necesidades y tu perfil de riesgo.

Si estás interesado en lo que te ofrecemos y contratas los activos financieros que te proponemos, seremos nosotros los que gestionaremos tus inversiones. Además haremos rebalanceos periódicos para mantenernos siempre acordes con la estrategia inicial. Y no solo eso, durante todo el horizonte temporal podrás modificar tu meta o incluir otras nuevas.

 

Por último, para Finsei el horizonte temporal de tus inversiones es el pilar fundamental de nuestro trabajo y adaptamos nuestro asesoramiento a él, adecuando el riesgo, el tipo de activo que recomendamos y los niveles de volatilidad a el plazo que tengas para alcanzar tu meta.

 

Finsei pone todo su esfuerzo en dar un servicio total y de calidad basado en la consecución de tus metas en el plazo que te propongas. ¿Te ayudamos?

LO MÁS LEIDO