Seguro que habrás escuchado el problema que existe en España con las pensiones. La hucha de las pensiones está vacía, en unos años será imposible seguir pagando las pensiones, así que si quieres disfrutar de tu jubilación tendrás que conseguir un patrimonio suficiente para pagar tus gastos durante tus años de retiro. Por ello, tu objetivo principal para tener unas finanzas saludables a largo plazo deberá ser la jubilación.

Para no tener problemas en tu jubilación empieza a trabajar para ella cuanto antes.

Si no sabes que hacer en este post te recomendamos qué hacer entre los 20 y los 60 años.

A los 20 años, normalmente, los salarios no suelen ser demasiado elevados y, debido a esto, la capacidad de ahorro tampoco, pero existe una ventaja, las responsabilidades financieras no suelen ser copiosas.

Por lo tanto, si rondas los 20 y tus circunstancias son parecidas a las descritas tu objetivo durante esta etapa de tu vida deberá ser empezar a ahorrar mensualmente una cantidad de dinero significativa. Para ello, establece un presupuesto y limita tus gastos. No se trata de vivir ahogado pero seguro que, puedes recortar en algunos gastos sin restarte calidad de vida.

Una vez consigas empezar ahorrar dedica este dinero a la creación de un fondo de emergencia, la cuantía de este deberá ser igual a 2-12 meses de tus gastos mensuales. Este fondo te será útil en caso de tener que hacer frente a imprevisto económicos, por ello, debe ser una de tus prioridades. Sin este fondo puedes llegar a tener problemas; sobre todo, si decides invertir; ya que, en caso de que te surja un imprevisto tendrás que sacar el dinero de tus inversiones.

Cuando ya tengas un buen colchón de seguridad; entonces, podrás empezar a invertir. Con 20 años tienes un amplio horizonte temporal, así que te recomendamos que tu cartera de activos este compuesta principalmente por activos de renta variable a largo plazo. Los activos de renta variable, a pesar de tener más riesgos, proporcionan una mayor rentabilidad y en un plazo superior a 15 años difícilmente obtendrás pérdidas.

En esta guía sobre cómo invertir encontrarás todo lo que debes saber antes de empezar a invertir.

A los 30 años, empezarás a tener responsabilidades financieras, pero el salario recibido será mayor y por lo tanto, tu capacidad de ahorro aumentará.

Este es el momento para aumentar la cantidad de dinero invertido o empezar a hacerlo si aun no lo has hecho. Recuerda que cuanto antes empieces a invertir mayores serán tus ganancias. A esta edad sigues teniendo un gran horizonte temporal, ¡aprovéchalo!

A los 40 años es el momento de revisar tus finanzas y la planificación de tu futuro.

Revisa tus gastos, seguro que, durante estos años has contratado servicios que ya no utilizas pero sigues pagando, revisa tus contratos de seguro y tus tarifas telefónicas ¿estás pagando más de lo necesario? Compara y reduce tus gastos.

Simula la cantidad de pensión que recibirás. Y en base a esto, valora si la cantidad que dedicas a la inversión es la adecuada o tienes que modificarla para poder conseguir el complemento a la jubilación que necesita.

La propia página de la Seguridad Social pone a disposición de todos los españoles esta aplicación de auto cálculo de la pensión de jubilación a través de la que podrá saber la cantidad de pensión que le corresponde.

A los 50 años tu situación será muy parecida. Pero ya es hora de empezar a reducir tus deudas: hipoteca, préstamo para el coche, etc. cuando solo cobres tus pensiones pagar estos gastos será mucho más difícil así que termina con ellos cuando antes.

En cuanto a las inversiones empieza a reducir la proporción de renta variable en tu cartera, disminuye el riesgo de tu inversión, se acerca el momento en el que vas a necesitar esta cantidad de dinero así que no arriesgues todo tu patrimonio.

A los 60 años estarás a las puertas de tu jubilación. Ya no tendrás demasiadas responsabilidades financieras y te podrás permitir ahorrar mucho más.

Es momento de que tu cartera tenga una proporción mayor de renta fija en comparación con la renta variable.

Consejos para cualquier edad

Sea cual sea tu edad si quieres tener una finanzas saludables:

    • No te endeudes. Y con esto nos referimos a la “deuda mala” como puede ser: un crédito para comprar ropa o para irte de viaje. La deuda solo es conveniente cuando esta es para invertirla en bienes que reportan una rentabilidad, como una casa, siempre y cuando la cantidad de la deuda este dentro de tus posibilidades. Nunca te endeudes para vivir por encima de tus posibilidades.
    • Realiza un presupuesto mensual. Esta tarea es muy recomendable dado que te permite ser consciente de tus gastos y esto te ayuda a reducirlos. Utiliza 10 minutos del día para realizar esta tarea. Para facilitarte esta tarea hemos creado este documento.
    • Ten claro tu objetivos. Tener una meta hace que seas mucho más responsable con tus gastos y tus ahorros.

 

Si sigues todos estos consejos apenas tendrás problemas financieros a lo largo de tu vida. No te preocupes si estas leyendo esto y ya tienes 35 o 40 años, aun estas a tiempo de dar un giro a tus finanzas.