¿Te apetece tomarte un año sabático?

Durante este tiempo podrás olvidarte de tus estudios y/o de tu trabajo para explorar todo lo que hay fuera de ellos. Este es el momento para descubrir el mundo y dedicarte a ti mismo.

Para conseguirlo, debes seguir los siguientes pasos:

 

Planea tu objetivo

Se muy específico con tu objetivo. Por ejemplo, decir: «Quiero pasar un año sabático» no es suficiente. Debes planificar cuánto dinero vas a necesitar, cuándo vas a hacerlo y qué cantidad debes ahorrar cada mes para alcanzar tu meta.

Cuando tienes un objetivo claro, es más difícil que abandones a mitad de camino.

La cantidad de dinero necesaria para vivir durante un año sabático dependerá de lo que quieras hacer durante este tiempo. Muchas personas aprovechan este año para viajar por el mundo y esto conlleva un coste más elevado pero, quizás lo que tu necesitas es un año de desconexión. Esta cantidad rondará los 25.000 o 15.000 euros.

Ahorrar esta cantidad de dinero puede parecer algo difícil al principio pero si te focalizas en tu objetivo y sigues estos consejos no tendrás ningún problema.

 

Paga tus deudas

Antes de empezar a ahorrar para tu año sabático líbrate de todas tus deudas para que no tengas que preocuparte de hacer estos pagos mensuales durante este año. Si es imposible para ti pagar todas tus deudas, al menos, intenta reducir la cantidad de estas al mínimo.

 

Aumenta tus ingresos

Aumentar tus ingresos te ayudará a ahorrar más rápido, para ello:

Trabaja duro

La mejor forma de ahorrar dinero para tu año sabático es, por supuesto, trabajar todo lo que puedas. Haz horas extra o busca un trabajo complementario. Pero si esto no te convence, tendrás que buscar otras formas de ganar ingresos extra.

Vende tus pertenencias

Si vives de alquiler y tienes pensado viajar durante tu año sabático o irte a otro lugar, puedes aprovechar para vender todo aquello que no necesitas. Está es una buena forma de conseguir ingresos extras.

Mira todos esas camisetas y zapatos ¿Te lo sueles poner todo? ¿No? ¡Deshazte de ello! Todos esos libros ¿Te los vas a volver a leer? ¿No? ¡Vendelo!

Vinted, Wallapop, Milanuncios, etc. existen múltiples plataformas donde puedes vender tus cosas.

Invierte

Una forma de obtener ingresos sin necesidad ninguna de esfuerzo es invertir el dinero que ahorres. Esta opción es muy recomendable si te estás planteando un año sabático dentro de 5 años o más, ya que en este caso tu horizonte temporal, te permitiría invertir parte de tus ahorros en renta variable (que proporciona mayor rentabilidad) y así, obtener un beneficio considerable.

 

Disminuye tus gastos

Esto será fundamental para que puedas aumentar tu capacidad de ahorro, ya que, si aumentas tus ingresos pero mantienes tus gastos al mismo nivel que antes no estarás ahorrando todo lo que podrías.

Cocina en casa

Si sueles quedarte en el trabajo a comer debes saber que con la cantidad de dinero que gastas en comer en un restaurante o en comprar dos o tres días comida para llevar, puedes pagar una semana completa de comida.

Te guste cocinar o no, siempre hay formas asequibles y prácticas de cocinar en casa.

Ahorra en la cesta de la compra

Antes de hacer la compra haz una lista con los alimentos que necesitas, no te excedas si no terminarás tirando comida a la basura (¡y dinero!).

Compara precios, compra productos de marca blanca e informate sobre si ofrecen algún tipo de cupones o descuentos en el supermercado.

Según un Estudio de la OCU “elegir bien el supermercado en el que haces la compra se traduce en un importante ahorro: 1.063 euros al año, de media, que pueden llegar a ser más de 3.500 euros según dónde vivas.”

Suscripciones

Netflix, HBO, Spotify, revistas, tv de pago, Amazon Prime, gimnasio, etc. Es sorprendente la cantidad de suscripciones, membresías y otros servicios que llegamos a tener. A menudo muchos de estos pasan inadvertidos y uno termina pagando sin usarlos.

Así pues, revisa tus facturas y cargos en la tarjetas de crédito y localiza aquellas suscripciones que no utilizas o de las que puedes prescindir fácilmente y cancélalas. Una suscripción de 8 euros al mes que apenas usas, te hará ahorrar 92 euros al año. Imagina esto multiplicado por todas las suscripciones que pagas y no disfrutas.

Empieza a caminar, ir en bicicleta, compartir coche y/o usar el transporte público

Si puedes permitirte ir al trabajo, al supermercado o a casa de tus amigos andando, en bicicleta o en transporte público, ¡empieza a hacerlo! Ahorrarás mucho dinero en combustible.

Y si necesita ir a algún lugar más lejos, ¿por qué no compartir coche?

Compra con cabeza

Antes de hacer una compra párate a pensar y pregúntate ¿realmente necesito esto?

Sobre todo realiza este ejercicio durante la temporada de rebajas. En ocasiones vemos, por ejemplo, que una prenda está rebajada a 5,90€ cuando su precio original era de 15,90€ y esto nos hace comprarla porque claro, no puedes dejar pasar esta gran oferta.

Asimismo, aprovecha esta época para conseguir aquello que quieres mucho más barato. Si necesitas algo pero puedes esperar a obtenerlo no lo compres inmediatamente, espera que sea el periodo de rebajas, seguro que así te puedes ahorrar algo de dinero.

Y no olvides comprar calidad, no cantidad. Un buen par de zapatos de calidad pueden durar 10 años, mientras que un par barato se romperá fácilmente y a largo plazo te costará más.

Haz planes más barato

Ir de picnic. O dar un paseo por la playa. Es probable que haya docenas de actividades gratuitas que puedes realizar en tu ciudad que no cuestan nada.

Según una encuesta del Instituto Nacional de Estadística (INE) sobre los presupuestos familiares, el gasto medio en ocio y cultura es de 1.791 euros. Por lo que, si podemos sustituir parte de estos planes por otros que sean gratuitos podremos ahorrar bastante.

Estas son solo algunas de las muchas formas de reducir tus gastos y ahorrar dinero para tu año sabático. No todas tienen porque ser aplicables a tu caso. Encuentra cuales te funciona a ti y ponlas en marcha. Date una recompensa de vez en cuando y sal con tus amigos a cenar o comparte un vestido nuevo, no todo debe ser ahorrar. Y si alguna vez te sientes deprimido o cansado piensa en tu año sabático.

Si quieres dar un paso mas allá, puedes seguir estos 12 consejos para ahorrar más.

 

 

Si te cuesta ahorrar, te animamos a que conozca nuestra herramienta de planificación financiera que te ayudará a trazar un plan de ahorro mensual. Es más, como además diseñamos un plan de inversión adaptado a ti y tus circunstancias, te costará menos alcanzar tu meta, ya que parte del dinero vendrá vía rentabilidad:

Compara el esfuerzo entre solo ahorrar y ahorrar e invertir para una meta con un coste total de: 770.533€ y aportación inicial de 50.000€, por ejemplo:

Comparativa ahorrar e invertir y solo ahorrar

LO MÁS LEIDO