Como se define en la página de la Seguridad Social: “La prestación por jubilación, en su modalidad contributiva, cubre la pérdida de ingresos que sufre una persona cuando, alcanzada la edad establecida, cesa en el trabajo por cuenta ajena o propia, poniendo fin a su vida laboral, o reduce su jornada de trabajo y su salario en los términos legalmente establecidos.”

Para recibir esta prestación hay que cumplir unos ciertos requisitos. Actualmente estos requisitos se encuentran en continuo cambio, ya que, se está produciendo una transición que durará hasta 2027 debido a la reforma de 2011 por la cual se determinó:

  • Un incremento de la edad mínima de jubilación de los 65 años a los 67 años o 65 años cuando se haya cotizado durante 38 años y 6 meses.
  • Un aumento del periodo considerado para el cálculo de la base reguladora desde los 15 a los 25 años.
  • La imposición de la obligación de acreditar al menos 37 años cotizados para acceder al 100% de la pensión.

El único requisito que se mantuvo tras esta reforma fue el periodo de cotización genérico. Este es de 15 años de los cuales 2 años deberás estar dentro de los 15 años inmediatamente anteriores al momento de la jubilación.

Para que no tengas dudas. En la siguiente tabla puedes observar cómo se aplicará gradualmente la edad de jubilación y el período de cotización.

Modalidades especiales

Jubilación anticipada de los autónomos

Si esperar hasta los 67 años te parece demasiado, debes saber que desde la reforma de 2013 los autónomos tienen la posibilidad de jubilarse anticipadamente.

La principal condición es haber cotizado un mínimo de 35 años, pero además debe cumplir las siguientes condiciones:

  • Tener una edad inferior en dos años, como máximo, a la edad legal de jubilación; es decir, si te corresponde jubilarte a los 66 años y 8 meses, entonces podrás beneficiarte de a la jubilación anticipada a los 64 años y 8 meses.
  • Haber cotizado un mínimo de dos años en los 15 años previos a la jubilación.
  • El importe de la pensión debe ser superior a la pensión mínima que le correspondería por su situación familiar al cumplimiento de la edad legal de jubilación.

Para aquellos autónomos que se jubilen anticipadamente se contemplan una serie de reducciones sobre la pensión. Estas reducciones dependen de cuál sea la causa de jubilación, si la jubilación se produce por causa no imputable al trabajador o por voluntad del trabajador.

En caso de que la jubilación anticipada se produzca por causa voluntaria los coeficientes reductores serán:

Y en el caso de jubilación anticipada por causa involuntaria los coeficientes reductores serán:

Jubilación activa de los autónomos

La jubilación activa de los autónomos es una forma de jubilación por la que los autónomos pueden seguir en activo cobrando una parte de la jubilación.

Los requisitos son dos:

  • Haber cumplido la edad legal de jubilación.
  • Tener cotizado un mínimo de 35 años.

Si cumple con estos requisitos, el autónomo percibirá un 50% de su jubilación si no tiene trabajadores a su cargo. En caso de tener trabajadores a su cuenta, podrá cobrar el 100% de la pensión.

No debe confundirse esta modalidad con la jubilación parcial. Ambas son diferentes, principalmente, porque en el caso de jubilación parcial no es necesario haber cumplido la edad legal. Pero, de momento, los autónomos no tienen derecho a disfrutar este modelo de jubilación.

Cuantía pensión de los autónomos

La pensión media de jubilación de un autónomo es de 718,75 euros mensuales de acuerdo con la Secretaría de Estado de la Seguridad Social. Bastante más baja que la pensión media de jubilación de los trabajadores por cuenta ajena que se sitúa en 1.138,75 euros mensuales.

Esto es debido a que los autónomos pueden elegir su base de cotización y la mayoría de los autónomos deciden cotizar por la cuantía mínima legal.

¿Cómo cobrar la máxima pensión?

Para que un autónomo reciba la pensión de jubilación máxima, que actualmente en España es de 2.580,01 euros al mes, además de tener 37 años cotizados, debe de haber cotizado por la base máxima.

Pero no es necesario cotizar durante toda la vida laboral por la base máxima para conseguirlo. Solo será necesario cotizar por esta base durante los años que se tienen en cuenta para calcular la pensión. Este, como hemos apuntado al principio del post, ha pasado de ser de 15 a 25 años lo que hace que para conseguirlo entonces tendrás que cotizar por la base máxima desde los 42 años.

Si tienes dudas sobre cuál será tu pensión, en la página web de la Seguridad Social puedes realizar un cálculo aproximado de la pensión que te corresponde conforme a los datos introducidos (edad, fecha teórica de jubilación, períodos cotizados y bases de cotización): auto cálculo de la pensión de jubilación.

El sistema de pensiones en peligro

Si aún te quedan varios años para jubilarte debes saber que probablemente cada vez las condiciones para acceder a una pensión sean más duras.

La tasa de reposición cada vez es menor. Si actualmente hay aproximadamente dos trabajadores por cada jubilado, en pocos años, esto pasará a ser de un trabajador por cada jubilado; por lo tanto, no habrá suficiente dinero para pagar unas pensiones como la actuales.

Cotizar a la Seguridad Social no es la única forma para conseguir una pensión de jubilación ni siquiera, actualmente, es la más segura debido a esto que te cuento en el párrafo anterior.

Para asegurarte tu jubilación sería recomendable que empezaras a ahorrar e invertir por ti mismo (siempre con los conocimientos necesarios o con la ayuda de un profesional).

Para guiarte hemos redactado este post con los puntos más importantes sobre lo que debes hacer en cada momento de tu vida para poder disfrutar plenamente de tu jubilación sin sufrir problemas financieros.