Las pensiones públicas en España se gestionan a través de la Seguridad Social reconocidas y protegidas en la Constitución española al abrigo del artículo 41. Te explicamos cómo funciona el sistema de pensiones de jubilación en España y los principios de este. ¡Sigue leyendo!

¿Cómo funciona el sistema de pensiones en España y qué tipos existen?

El artículo 41 de la Constitución española dice textualmente: “Los poderes públicos mantendrán un régimen público de Seguridad Social para todos los ciudadanos, que garantice la asistencia y prestaciones sociales suficientes ante situaciones de necesidad, especialmente en caso de desempleo. La asistencia y prestaciones complementarias serán libres”

¿Cómo se garantiza ese derecho? Según la web de Seguridad Social, se utilizan dos sistemas de financiación para planificar la cobertura de los costes y así garantizar las prestaciones: Reparto y Capitalización.

Hay, no obstante, otra vías de financiación utilizadas por otros países como 

Sistema de cuentas individuales de contribución definida (cuentas nocionales) o el Sistema de autoenrollment. 

A través de las aportaciones, cotizaciones, de todos los trabajadores y empresas en activo del país que se destinan a una “Caja Única”  y de donde, a su vez, sale el dinero para pagar  pensiones públicas por jubilación. Este sistema se denomina solidaridad intergeneracional: los trabajadores en activo pagan la prestación de los jubilados.

 

Pensiones en España: principios básicos

El sistema de pensiones públicas en España funciona bajo 5 principios básicos: de reparto, como vimos anteriormente, de proporcionalidad contributiva; de universalidad; de gestión pública y de suficiencia de prestaciones.

  1. Principio de reparto: Las cotizaciones de los trabajadores en activo se destinarán a financiar las prestaciones de los pensionistas en ese momento.
  2. Principio de proporcionalidad contributiva: Ha de haber proporcionalidad entre la cantidad aportada durante el periodo de cotización a la Seguridad Social en la vida activa de un trabajador y su pensión de jubilación.
  3. Principio de universalidad: Los que no hayan podido contribuir al sistema pueden acceder al nivel no contributivo del mismo, para cubrir sus necesidades básicas.
  4. Principio de gestión pública: Las prestaciones estará gestionadas en su integridad por entidades públicas.
  5. Principio de suficiencia de prestaciones: El montante de las prestaciones ha de ser suficiente para asegurar las necesidades protegidas se encuentren aseguradas

 

Cómo funciona el sistema de pensiones español: Modelo de Reparto

A través de las aportaciones, cotizaciones, de todos los trabajadores y empresas en activo en España que se destinan a una “Caja Única”  y de donde, a su vez, sale el dinero para pagar las pensiones públicas por jubilación. 

Mucha gente confunde esto creyendo que está cotizando para su pensión futura; pero esto no es así, el Estado no guarda el dinero de tu cotización para tu futuro, si con que con tu cotización paga las pensiones actuales. 

 

Sostenibilidad del sistema de reparto

Este sistema se denomina solidaridad intergeneracional: los trabajadores en activo pagan la prestación de los jubilados, lo que hace que la sostenibilidad del modelo dependa de la ratio pensionista/trabajador, que muestra cuántos trabajadores hay por cada pensionista. De acuerdo con esto, el modelo solo es efectivo si la proporción de población activa (trabajadores) es mayor a la de población jubilada. 

Este es uno de los grandes problemas que tiene España. El porcentaje de población de 65 años y más, que actualmente se sitúa en el 18,2% del total de la población, en 2064 pasaría a ser del 38,7%. ¿Qué significa esto? Que actualmente hay cerca de 2,2 trabajadores por jubilado y que habrá poco más de un trabajador por cada jubilado.

Paralelamente los jubilados, cotizaron con una base más alta, por lo que acceden a una pensión media más elevada, que los trabajadores actuales que tienen salarios más bajos, y por lo tanto, bases más bajas. 

Las consecuencias de lo de arriba son obvias: hará insostenible el pago de las pensiones de jubilación salvo que se de un sustancial aumento de los impuestos o cotizaciones; o bien, se reduzcan cuantitativamente las pensiones. Dado que estas soluciones no son del gusto de nadie, lo más razonable sería modificar el sistema de pensiones para que sea sostenible en un contexto donde la población jubilada supera a la población activa.

 

Requisitos para poder obtener la jubilación en España

En España para poder disfrutar de la jubilación han de cumplirse unos ciertos requisitos: estar afiliado a la Seguridad Social, tener 65 años y haber cotizado como mínimo 15 años, de los cuales, al menos 2, deben estar comprendidos dentro de los 15 inmediatamente anteriores al momento de causar el derecho.

Pero esto en los próximos años cambiará, ya que en la reforma de 2011 se determinó que  para 2027 la edad de jubilación pasará de los 65 años a los 67 años además de la obligación de acreditar al menos 37 años cotizados para acceder al 100% de la pensión. Igualmente se decidió para 2022 un aumento del periodo considerado para el cálculo de la base reguladora desde los 15 a los 25 años. Todos estos cambios están programados para que se realicen de manera progresiva hasta la fecha límite.

Si bien, para poder gozar de la jubilación parcial, la jubilación anticipada o la jubilación flexible es necesario cumplir unos requisitos específicos.

 

Tipos de jubilación en España

En España existen diversas modalidades de jubilación:

  • Jubilación ordinaria: es la que se produce cuando el trabajador cesa de su actividad laboral totalmente, a causa de la edad y cumple los requisitos generales.
  • Jubilación parcial: en este caso se produce cuando el trabajador cesa parcialmente de su actividad laboral. El individuo cobrará simultáneamente una parte proporcional de su jubilación y el salario por su actividad laboral. En esta modalidad hay que distinguir entre:
    • Mayores de 65 años. Los trabajadores que tengan 65 años y reúnan los requisitos para recibir pensión de jubilación, podrán acceder a la jubilación parcial sin necesidad de un contrato de relevo, siempre que se reduzca su jornada de trabajo entre el 25% y 75%.
    • Menores de 65. Los trabajadores que hayan cumplido 61 años, acrediten un periodo de antigüedad en la empresa de, al menos, 6 años inmediatamente anteriores a la fecha, se reduzca su jornada de trabajo entre el 25% y 75%, y haber cotizado como mínimo 30 años, podrán acceder a la jubilación parcial siempre que se produzca un contrato de relevo(que se realice un contrato Jubilación flexiblepara sustituir al trabajador que ha solicitado la jubilación parcial).
  • Jubilación flexible: esta es parecida al anterior, el beneficiario de la jubilación compatibiliza un contrato a tiempo parcial con la jubilación pero en este caso; a diferencia de la jubilación parcial, el sujeto ya estaba jubilado y pero vuelve a realizar la actividad laboral a tiempo parcial.
  • Jubilación anticipada: en esta modalidad el individuo se jubila antes de los 65 años por determinadas circunstancias (discapacitados, normas transitorias, trabajos de naturaleza penosa, minería, ferroviarios, etc).

 

Cuánto es la pensión de jubilación en España

La jubilación ordinaria mínima es en torno a los 9.590€ anuales o 685€ al mes, mientras que la jubilación máxima es de 39.468,52€ anuales o 2.819,18€ al mes, ambas con 14 pagas.

Para las personas que no han cotizado, o no lo hayan hecho lo suficiente, pero tengan la edad de jubilación y se encuentren en situación de necesidad, el Estado español les proporcionará una pensión de jubilación no contributiva. Esta pensión oscila entre 1.474,90€ y 5.899,60 € anuales.

Cada año la jubilación se incrementa. Actualmente, tras la reforma del 2013, el incremento anual de las pensiones no puede ser inferior al 0,25% ni superior a la variación del IPC + 0,50%. 

Pero existe un problema, si se revaloriza conforme el IPC nos costará 327.000 millones a lo largo de los próximos 20 años, según los cálculos del economista Ángel de la Fuente. Esto provocaría la insostenibilidad del sistema a medio plazo. Por otro lado, una revalorización inferior al IPC provocaría que los jubilados pierdan el nivel de vida. En ambos casos, la sociedad saldría perjudicada. Esto deja un escenario de incertidumbre política, ¿qué hará el Gobierno al respecto?

 

¿Cómo funciona el sistema de capitalización?

El otro modelo de pensiones de jubilación que existe es el sistema de capitalización, en este cada trabajador “cotiza” para sí mismo, aporta una parte de su salario a un fondo o plan de pensiones privado para generar futuras prestaciones. Entran aquí en juego las aportaciones hechas por los trabajadores y los intereses acumulativos. Este tipo de sistema está implementado de una manera general en países anglosajones.

Hay, no obstante, algunos inconvenientes como el impacto de la inflación. En caso de que la rentabilidad obtenida no supere la supere, el capital pierde valor.

Asegura tu jubilación

El futuro de las pensiones públicas en España es incierto. Por este motivo, muchos españoles han optado por  complementar su jubilación con un plan privado de ahorros. Con Finsei puedes diseñar un plan de ahorro e inversión a tu medida para que tu futuro y el de tu familia esté asegurado. El momento es ahora. 

 

Te animamos a que pruebes nuestra herramienta de planificación financiera. Es gratuita, no genera ningún compromiso y te ayudará a entender cómo podrás tener un complemento de la pensión de jubilación sin grandes esfuerzos. Ya sabes, si te animas, nosotros velamos por ti y por tus sueños.

LO MÁS LEIDO