Contratar un asesor financiero es una inversión que a la larga, nos puede reportar mucho beneficio. Es complicado saber si la persona con la te estás entrevistando puede ser la mejor opción para alcanzar tus objetivos financieros. La forma más sencilla de descubrirlo es preguntar, no obstante, también es complejo plantear cuestiones cuya respuesta puedan satisfacer nuestros interrogantes. En este post propondremos 8 preguntas que hacerle a tu asesor financiero.

 

1. ¿Es un asesor independiente o no-independiente?

Esta es una pregunta obligatoria en tu primer contacto con un asesor que por desgracia muchas veces es ignorada. Actualmente existen dos tipos de asesor, independiente o no-independiente, un factor decisivo porque define totalmente su línea de trabajo.

 

Un asesor no-independiente recibe comisiones de terceros, al recomendar los productos de una entidad concreta. Por otra parte, uno independiente no gana dinero por las comisiones de los productos financieros, así que no estará sujeto a ninguna entidad, pudiendo asesorar y vender productos de cualquier proveedor del mercado. En este caso, cobra una comisión directamente a ti, por sus servicios.

 

La importancia de esta pregunta reside en saber si al ofrecerte unos productos, el asesor obtendrá beneficios o no. Es posible que el no-independiente pueda estar inclinado a venderte una serie de productos dado que éstos le generan una mayor comisión y, por ello no te recomiende productos que realmente se ajusten a lo que buscas. No obstante, lo que realmente importa es que haya transparencia, tanto si es asesor no-independiente o independiente, para así evitar confusiones.

 

2.¿Cuáles son sus costes y su método de pago?

El asesoramiento financiero no es gratuito y quien te diga lo contrario miente. Es vital que entiendas esto, para así poder tomar la mejor decisión cuando contrates un asesor financiero y no encontrarte sorpresas desagradables en un futuro. Las formas pueden variar, algunos cobran un honorario fijo, mientras que otros trabajan según el volumen de dinero gestionado, es decir, recibirán un porcentaje del patrimonio que asesoren.

 

Sin embargo, no solo tengas en cuenta los costes del propio asesoramiento. Pueden existir comisiones ocultas, en la compra-venta de acciones y en los cambios de la divisa. Ten esto muy en cuenta.

 

Normalmente los costes de un asesor se pueden consultar en su página web, de modo que, antes de encontrarte con él, puedes comparar sus precios y servicios y escoger el que más se ajuste a tus objetivos. Lo más común es que la primera visita sea gratuita, de modo que puedas aclarar todas tus dudas, hablar de tus metas, ver que tipo de estrategias podéis efectuar y, lo más importante, compruebes si es lo que buscas o no.  

 

3.¿Cuáles son sus estudios, su formación y acreditaciones?

En primer lugar un asesor debe tener unos conocimientos de economía y de mercados financieros. Normalmente hablamos de de personas que han estudiado Económicas, ADE o Empresariales. Aunque esto no es formalmente necesario. 

 

Sin embargo, el título que realmente debe tener es el de Asesor Financiero EFPA. La EFPA es la delegación española  de la Asociación Europea de profesionales del asesoramiento y planificación financiera. Este organismo otorga certificaciones que acreditan los conocimientos y competencias del asesor en el ejercicio profesional tras superar un examen de conocimiento sobre la práctica laboral en el área financiera. En otras palabras, evalúa los conocimientos para tener un buen desempeño en la práctica. Estos contenidos son comunes en toda la Unión Europea y buscan promover una conducta profesional ética con el Código Ético de la Asociación.

 

Conocer sus credenciales te permitirá hacerte una idea de las competencias del asesor, así como de su profesionalidad y de su experiencia. En última instancia te dará cierta certeza a la hora de confiar en él pues está licenciado y regulado por una entidad pertinente.

 

Muy, muy importante: ¡quien te asesore debe estar regulado por la CNMV!

 

4.¿Qué servicios ofrece? ¿Cuál es su especialidad? 

Dentro del asesoramiento en materia de inversión existen varios tipos de servicios. Todos son compatibles entre sí. Lo importante es que se ajuste mejor a tus necesidades.

 

De manera general, los podemos agrupar en 3 tipos de servicios:

  • Intermediación o ejecución. El asesor realmente no te asesora. Sólamente ejecuta la orden de compra-venta que tu le indiques. En este caso, la persona que te atienda es un mero operario de la orden. No te dirá si es recomendable hacerla o no. Todo depende de ti.
  • Asesoramiento. En el asesoramiento se va un paso más allá. El asesor te hace unas recomendaciones concretas, dentro de tu perfil de riesgo, y serás tú el que decida si llevarlas a cabo o no.
  • Gestión. En este caso tu sólamente decides que riesgo quieres asumir a futuro. Será el asesor o gestor en que compra y venda activos financieros en tu nombre. No hace falta que tu las autorices.

 

También sería conveniente que preguntaras si el asesor es fiduciario o no. Un asesor fiduciario es, además, administrador del dinero de su cliente, teniendo que trabajar bajo el principio de siempre hacer su labor solo en el mejor interés de la persona y no del propio.

 

En Inveert, nuestro servicio consiste en uno doble:

  • te ayudamos a hacer una planificación financiera personalizada para alcanzar tus objetivos financieros concretos (objetivos SMART) y además planteamos la mejor estrategia para conseguirlos. No se trata de un plan fijo, pues la vida cambia y éste hacerlo igual, para adaptarse a tus circunstancias. Todo el proceso esto es online. Te animamos a que pruebes nuestra herramienta de planificación financiera gratuitamente en nuestra página web.
  • Adicionalmente, para invertir tu dinero lo a través de una gestión, que podemos hacer gracias a que colaboramos con algunos de los mejores proveedores de inversión en carteras de fondos indexados y planes de pensiones muy eficientes en costes y rentabilidad final.

 

5.¿Cuál es su filosofía a la hora de invertir?

La filosofía del asesor también debe entenderse, para saber si se ajusta más a tu perfil o no. Debe ajustarse a tu perfil pues cambia radicalmente el tipo de inversiones y activos que se te ofrecerán. 

 

Podría decirse que hay tantas como personas, pues depende en muchas ocasiones de la opinión del propio asesor. No obstante, hay una serie de escuelas y corrientes que son definidas como las principales:

  • Value Investing: consiste en invertir en compañías cuyas acciones cotizan con un margen de seguridad elevado sobre su valor. Muy comprensible ¿no crees? Bueno, en un español menos florido, significa apostar por empresas cuyo valor es infravalorado en el mercado actual pero que en un futuro será reconocido. Los tiempos de estas empresas son distintos a los del resto del mercado, mas a la larga suelen reportar muchos beneficios. Como elementos clave en este tipo de inversiones encontramos el tiempo la paciencia y la visión de futuro. Un claro ejemplo serían las farmacéuticas, que están regidas por los tiempos de investigación.
  • Growth Investing: se funda sobre la base de que hay que invertir en empresas en las que se estime que se producirá un significativo crecimiento. Esto se aplica tanto a pequeñas compañías que están desarrollándose como en grandes empresas donde, pese al alto precio de sus acciones, se espera que su crecimiento aporte grandes beneficios. Para este tipo de inversión se necesita un análisis del mercado para prever cuáles empresas potencialmente tienen un crecimiento estimado que explotar.
  • Blend Investing: básicamente es la combinación de las dos filosofías anteriores. Parten tanto del análisis del mercado para ver su crecimiento como de tener en cuenta aquellas compañías infravaloradas, de modo que hablamos de una filosofía que tiene una perspectiva enfocada en el largo plazo, donde al diversificar sus acciones con su modo de invertir, puede obtener mayores beneficios
  • Inversión Pasiva: reside sobre la idea de invertir en los fondos de bajo coste replicando el comportamiento de los índices  del mercado (por ejemplo: el IBEX-35) de forma que obtenga una rentabilidad igual a la de mercado, ni más ni menos. Se trata de un modelo a largo plazo.
  • Inversión Activa: busca superar el índice de rentabilidad del mercado, por medio de la cuidadosa selección de empresas a través de un estudio o análisis del mercado, para de esa forma hacer predicciones. Esta requiere de mucho tiempo y conocimiento.

6. ¿Cuál sería su metodología?

Es muy importante que comprendas el modo en el que trabaja tu asesor. La respuesta a esta pregunta debería englobar cosas como:

 

  1. ¿Cómo va a diversificar tu inversión? Esto suele variar dependiendo del horizonte temporal, pero es vital que sepas en qué tipos de activos vas a invertir y si son gran riesgo o no.
  2. ¿Cuál será su estrategia de inversión? Básicamente en qué tipo de compañías invertirá y cuáles serían sus miras.
  3. ¿Cómo planea alcanzar tus objetivos? Esta pregunta iría en la línea de si vais a seguir un plan fijo de inversión, o si va a ir variando con el tiempo, ajustándose a tus circunstancias y al mercado.
  4. ¿Cuáles serían los riesgos? Invertir no es un juego, y siempre, por mínimo que sea, hay un riesgo. Es importante que lo conozcas.
  5. ¿Cómo de personalizada es la planificación para cada cliente? ¿Sólo te hace el típico perfil de inversor? ¿Trata de entender mejor quién eres y qué quieres? ¿Está previsto que la planificación se adapte a tus circunstancias?
  6. ¿Con qué frecuencia revisará tu cartera? Básicamente con qué frecuencia revisará si es necesario hacer modificaciones en un planificación e inversiones.

 

En cierto modo, al preguntar esto ya puedes comunicar cuáles serían tus objetivos y el asesor debería comenzar a plantearte las posibles estrategias a seguir.

 

7.¿Qué relación y contacto mantiene con el cliente?

Es importante que tengas claro con qué frecuencia trabajarás con él. Esto suele depender tanto del asesor como del cliente. Habrá asesores que tengan una reunión inicial y después una al año y ya está. También habrá clientes que busquen eso. Variará en función de si quieres ser un delegador o no y también de tus propias necesidades.

 

Inveert es un asesor digital. Aunque estamos desarrollando una nueva experiencia de usuario, para que la información sea muy clara y sencilla.

 

8.¿Trabaja sólo o en equipo?

Es importante entender que equipo tiene detrás el asesor. Si tu asesor está pendiente del mercado, analiza fondos y acciones, te da servicio, ejecuta las órdenes, etc lo hace todo solo… Malo. Es casi imposible hacerlo todo eso bien. ¿Que personas o perfiles tiene a su lado? La cadena de asesoramiento debe tener, al menos: un persona que sepa de macroeconomía, otra que sepa analizar los productos o los activos financieros, alguien que ejecute las órdenes de compra y venta de manera correcta y el propio asesor, que debe estar más pendiente de ti.

 

 

Es esencial que preguntes estas cuestiones a cualquier asesor, de modo que conozcas los términos por los que os regiréis. En Inveert te animamos a que preguntes todas tus dudas, de modo que sepas en todo momento qué servicio contratas y no quede lugar para la incertidumbre.

LO MÁS LEIDO